La AEF, necesaria en el debate sobre la Ley de Mecenazgo

CE28 octubre 2012
0

La directora general de Política e Industrias Culturales y del Libro, Teresa Lizaranzu, considera necesaria la participación de la Asociación Española de Fundaciones (AEF) como interlocutora en el debate sobre la nueva Ley de Mecenazgo. Así lo declaró durante su conferencia ofrecida en el marco de la Asamblea de la Asociación, según informa la propia AEF.

Además, explicó que la nueva ley no limitará la mejora fiscal al ámbito cultural sino que se ampliará a todo tipo de fines de interés general, al tiempo que ha dejado claro que no se trata de sustituir la actuación de los poderes públicos sino que es una vía complementaria. Con la reforma de la ley, subrayó, se persigue fomentar una cultura participativa y no dependiente de las subvenciones.

Por ello, dijo, se trata de una normativa que dará un amplio protagonismo a la sociedad y mayor visibilidad al mecenazgo, a través del reconocimiento público por parte de las administraciones públicas al mecenas.

La AEF sostiene que «no debe percibirse la reforma del mecenazgo como un elemento que contribuya a la reducción de los recursos públicos», ya que, según explicó, el aumento de los incentivos y sus repercusiones en una mayor participación social a las actividades de interés general, tendrá «con toda seguridad» los efectos positivos sobre el PIB, el empleo y, en consecuencia, sobre el déficit público.

Así, la AEF plantea como líneas «fundamentales» en la futura reforma, por un lado, la elevación de los porcentajes de deducción en la cuota del IRPF, del Impuesto sobre Sociedades y del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, por las donaciones y aportaciones que se realicen a entidades beneficiarias del mecenazgo, contribuyendo así a la financiación de actividades y servicios de interés general. Por otro lado, propone la deducción en la cuota de IRPF del 100% de los donativos que no superen unas cuantías cercanas a los 150 euros, con el objetivo de contribuir a estimular la participación de los ciudadanos.

También apunta una regulación «adecuada», desde el punto de vista fiscal de las donaciones en especial, particularmente de las donaciones de servicios, otorgándoles un «adecuado» beneficio fiscal, y reconociendo así la labor social y económica de profesionales y empresas, tan «relevantes» en la actualidad para las entidades beneficiarias del mecenazgo. Asimismo, la AEF pide la equiparación de los incentivos fiscales previstos para los convenios de colaboración empresarial en actividades de interés general, a los de las donaciones puras y simples.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.