Al menos un 60% de la población africana no tiene electricidad

3

La organización Ongawa recuerda la dificultad de acceso a la energía en el continente africano, así como la repercusión que ésta tiene para eliminar la pobreza y fomentar el desarrollo humano.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, ha testificado recientemente que la «energía es el hilo de oro que une el crecimiento económico, la equidad social y un medio ambiente sano. El desarrollo sostenible no es posible sin energía sostenible».

Pese a ello, el 60% de los habitantes africanos no tienen acceso a energía eléctrica, en gran medida, por encontrarse en zonas rurales.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revela que al menos, es preciso el consumo mínimo de 0,5 kWh por habitante para alcanzar una vida digna y, sin embargo, el organismo indica que diecisiete de los veinte países con menor consumo de electricidad en el mundo se encuentran en África.

«Siempre se puede pensar que favorecer el acceso a la energía del continente africano y, en general, de las 1.300 millones de personas sin acceso a la electricidad en el mundo, es una utopía a corto y medio plazo. Sin embargo, según la Agencia Internacional de la Energía, con solo el 3% adicional de las inversiones mundiales previstas en energía hasta 2030 se alcanzaría el acceso universal a la energía en ese año», declaran Leopoldo Antolín y Alberto Guijarro, miembros del Área de Energía de Ongawa.

Ongawa destaca las energías renovables como solución ante esta situación, pues considera que tiene un enorme potencial en el continente africano.

Según Antolín y Guijarro, «África constituye uno de los principales frentes en la lucha contra la pobreza, y para su solución es preciso tener en cuenta que sin energía no hay salud, ni educación, ni ingresos. Sin energía no hay desarrollo».

3
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.