La AEF se opone a la nueva Ley de Fundaciones por considerarla "intervencionista"

CE11 septiembre 2014
0

La Asociación Española de Fundaciones (AEF) se opone «rotundamente» al anteproyecto de Ley de Fundaciones que ha aprobado el Gobierno en Consejo de Ministros.

Para la AEF se trata de una reforma que el sector fundacional «no ha pedido, ya que con el anterior texto se podía trabajar, tan solo había que cumplir su contenido».

La Asociación opina que «se trata de un modelo intervencionista por parte de los poderes públicos en el funcionamiento de las fundaciones, limitándolas en muchas áreas».

«Esto lleva a un régimen concesional en el que existe una exigencia de autorización previa de actos y negocios jurídicos por parte del Protectorado, evitando así la fluidez en la gestión de los procedimientos», continúa en su comunicado la AEF.

Para la AEF «de nada sirve una regulación intervencionista sin un protectorado moderno y adecuadamente dotado». En este sentido, desde hace 20 años, la Asociación viene pidiendo la puesta en marcha del protectorado y registro único de fundaciones de competencia estatal, ya previsto en la legislación de 1994, como la forma más eficaz de respetar la autonomía de funcionamiento y gestión de las fundaciones y la salvaguarda del fin de interés general al que sirven.

Además, insiste la AEF, «las fundaciones son un reflejo de la iniciativa de individuos y entidades que quieren contribuir a la realización de fines de interés general» y recuerda «que la Ley de Fundaciones desarrolla el derecho de fundación para fines de interés general que reconoce nuestra Constitución a todos los ciudadanos».

La AEF opina que el sector fundacional «requiere cierta regulación y supervisión, pero no en la línea que marca esta reforma, que conlleva un régimen de control excesivo para las fundaciones».

En un momento de falta de financiación y en el que las Administraciones Públicas se han retirado de los fines de interés general, ahora es el tiempo de la sociedad civil, explican desde la AEF. En este sentido, «es necesario que se facilite la gestión y que se dirija la atención a dichos fines», añade.

«Mientras las leyes anteriores han contribuido a dinamizar y potenciar el fenómeno fundacional como cauce a través del que la sociedad civil coadyuva con los poderes públicos en la consecución de los fines de interés general, -explican sus portavoces- la AEF considera que este nuevo proyecto representa un paso atrás, al tiempo que pone de manifiesto una enorme desconfianza hacia el sector».

Los negocios en la base de la pirámide deberían:

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Cesar Osanz Cebrian

    Deberían desaparecer.