España, el cuarto país europeo donde más ha incrementado la desigualdad

La pobreza y la desigualdad han alcanzado niveles alarmantes en Europa, según un informe que Oxfam Intermón ha hecho público esta mañana. Este documento revela que España es uno de los países donde más ha aumentado la desigualdad de ingresos y el número de personas pobres o en riesgo de exclusión.
CE9 septiembre 2015
9

Entre 2009 y 2013, el número de europeos viviendo con severas privaciones materiales (sin dinero suficiente para calentar sus hogares o afrontar gastos inesperados) se incrementó en 7,5 millones de personas hasta llegar a los cerca de 50 millones que viven en esta situación.

El informe Europa para la mayoría, no para las élites, presentado esta mañana por Oxfam Intermón, resalta que hoy hay 123 millones de europeos viviendo en situación de pobreza (casi una cuarta parte de la población) mientras el continente es el hogar de 342 milmillonarios.

Entre las causas de este incremento figuran las medidas de austeridad aplicadas en la mayoría de los países europeos desde el inicio de la crisis y las decisiones en políticas fiscales (tanto en su vertiente de recaudación como de gasto público).

El informe desvela que España es uno de los países donde más ha aumentado la desigualdad de ingresos y el número de personas viviendo en situación de privación material severa y en el que las políticas redistributivas implantadas por los gobiernos son menos eficaces en la lucha contra la desigualdad.

Si en 2013 el estado español ocupaba el puesto 15º con mayor desigualdad de ingreso de mercado (antes de impuestos y transferencias) una vez aplicados los impuestos y las transferencias España se sitúa hoy como el cuarto más desigual de la UE, lo que pone en evidencia la ineficacia del sistema fiscal para reducir la desigualdad. Hoy más de 3 millones de personas viven en situación de privación material severa en España, una cifra que se ha duplicado desde 2007.

“Este informe señala claramente cómo el incremento de la pobreza y la desigualdad son consecuencias directas de decisiones políticas erróneas que son fácilmente reversibles. Es incomprensible que en un momento de crisis, donde se necesita proteger a los más vulnerables, las medidas que se adoptan son las contrarias: por un lado reducir la inversión en políticas públicas y por el otro poner en marcha un sistema fiscal que beneficia a los que más tienen y empobrece a la mayoría”, afirma José María Vera, director general de Oxfam Intermón.

El documento está acompañado de un informe técnico de análisis de datos, los datos propiamente dichos y una tabla que presenta La liga de la desigualdad y que refleja los resultados de cada uno de los 28 países de la UE en base a siete indicadores que miden los niveles de pobreza y desigualdad.

Esta tabla muestra cómo las políticas aplicadas por los distintos gobiernos pueden hacer que la desigualdad se incremente o se reduzca. Por ejemplo, el sistema fiscal sueco de impuestos y beneficios sociales es uno de los más progresivos de Europa y consigue reducir la desigualdad de ingresos de mercado (antes de impuestos y transferencias) en un 53%. En contraste, el sistema fiscal español tan sólo reduce la desigualdad en un 32%.

El informe también denuncia la excesiva influencia que ejercen las grandes empresas, las grandes fortunas y algunos grupos de interés en la toma de decisiones en el seno de la UE. En 2014 el 82% de los participantes en los grupos de expertos en materia fiscal de la Comisión Europa representaban intereses privados o comerciales.

“Los sistemas fiscales injustos permiten a las grandes empresas evadir miles de millones de euros poniendo el grueso de la presión fiscal sobre los ciudadanos. Se estima que la UE pierde cada año un billón de euros en fraude fiscal, cantidad suficiente para duplicar la inversión total en salud pública de todos los países de la UE o equivalente a cinco rescates a Grecia. En España, el 90% de la recaudación del Estado proviene de los impuestos directos e indirectos de los ciudadanos, mientras que las grandes empresas sólo aportan un 2% del total”, afirma Teresa Cavero, responsable de investigaciones de Oxfam Intermón y autora del informe.

“El borrador de Presupuestos Generales del Estado para el año que viene que se está debatiendo en estos momentos no refleja una voluntad política de corregir el aumento de la pobreza y la desigualdad, sino que al contrario, su aprobación profundizaría la brecha social en un momento en que la población española en riesgo de pobreza y exclusión está cercano al 30%. Es imprescindible que los partidos políticos incorporen en sus programas medidas que reduzcan la desigualdad e incrementen de forma decidida el gasto social que beneficie a los más vulnerables”, afirma Lara Contreras, responsable de incidencia política en Oxfam Intermón.

9
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.