El Consejo de Ministros aprueba el Protectorado y Registro Único de Fundaciones

La creación de un Protectorado único de Fundaciones, una de las principales e históricas reivindicaciones del sector fundacional, ha sido aprobada por el Consejo de Ministros este viernes.
CE27 noviembre 2015
4

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy por Real Decreto la entrada en funcionamiento de un protectorado único de fundaciones de competencia estatal que “va acompañado” de la inmediata puesta en marcha del registro único en Justicia.

La puesta en marcha de un protectorado único para las fundaciones de ámbito estatal es un paso adelante que resuelve una de las principales reivindicaciones del sector desde que se aprobara la Ley 30/1994, de Fundaciones e Incentivos Fiscales a la Participación Privada en Actividades de Interés General que ya preveía entonces, la creación efectiva de este órgano.

Hasta la fecha existen siete protectorados y cinco registros de fundaciones en la Administración General del Estado, lo que ha supuesto un claro perjuicio en el funcionamiento efectivo de las fundaciones.

Con esta novedad, se pone fin a la dispersión de la actividad administrativa de supervisión de las fundaciones de ámbito estatal; contribuye además, a hacer efectivo un marco regulador único para el sector fundacional de ámbito estatal; y favorece el incremento de la transparencia del sector.

En opinión de la AEF

La Asociación Española de Fundaciones (AEF) valora por estas razones muy positivamente esta actuación, pero también pone de manifiesto la necesidad de que este órgano cuente con una estructura moderna y eficaz.

Javier Nadal, presidente de la AEF, asegura que “es necesario que, para un funcionamiento eficaz, el protectorado esté dotado de recursos materiales y humanos suficientes, así como adecuados técnicamente a las tareas que legalmente le están encomendadas”. En este sentido, añade, “la atribución a una subdirección general resulta insuficiente en cuanto al nivel administrativo que debería tener un protectorado”.

Asimismo, la AEF considera que el protectorado, que se atribuye al Ministerio de Educación, debiera atribuirse a un ministerio con competencias transversales dada la diversidad de fines de interés general que persiguen las fundaciones, si bien este es un primer paso positivo.

Es criticable también que se excepcionen del protectorado único las fundaciones bancarias, pues la unidad de protectorado en nada impide las diferencias de regulación material que vengan exigidas por el sector de actividad.

La AEF considera también muy positiva la puesta en marcha del Registro único de Fundaciones de competencial estatal en el Ministerio de Justicia, que no sólo incrementará la transparencia del sector sino que facilitará la coordinación con los registros de fundaciones autonómicos e incrementará la seguridad jurídica.

4
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.