España, el cuarto país que más respeta los Derechos del Niño

KidsRights, la fundación internacional por los derechos del niño, en colaboración con la Universidad Erasmus, ha publicado el KidsRights Index, un ranking global que clasifica cómo los países se adhieren y están provistos de herramientas para mejorar los derechos de los niños.
0

Este año, España ocupa el cuarto puesto, situándose en el top 5 de la lista. El país mejora así su posición, que adelanta dos puestos desde el pasado año, donde ocupaba el sexto lugar del ranking.

La lista de este año enfatiza sobre el incumplimiento de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño por parte de los países de todo el mundo.

KidsRights insta a los 163 países analizados en el Index a incrementar sus esfuerzos para combatir la discriminación, en especial contra los niños pertenecientes a las minorías y los adolescentes.

Los niños en situaciones de vulnerabilidad y marginados, incluyendo a los niños refugiados, migrantes, con discapacidades, de la calle o indígenas, son todavía ampliamente discriminados en sus respectivas sociedades, señala el informe.

Otra área que requiere de mejoras es la cooperación entre el Estado y la sociedad civil, la cual todavía se encuentra poco desarrollada en algunos países. KidsRights encuentra alarmante las crecientes amenazas impuestas a la seguridad de los defensores de derechos del niño, periodistas y activistas de la sociedad civil en determinados países. Hay demasiados países donde aquellos supervisores están siendo acosados, amenazados, abusados o incluso encarcelados, explican desde KidsRights.

Marc Dullaert, fundador y presidente de la Fundación KidsRights, subraya: “Ni uno de los 163 países analizados en el Index ha obtenido la puntuación máxima en participación infantil. Ello significa que las opiniones de 2.2 billones de niños en este planeta no están siendo escuchadas adecuadamente en relación a asuntos que han de afectarlos directamente. KidsRights insta seriamente a los países a incrementar sus esfuerzos para asegurar que las opiniones de los niños sean respetadas debidamente.”

KidsRights Index, por países

Noruega ocupa el primer puesto en el Index por segundo año consecutivo. Le siguen en el top 10 de 2016 Portugal, Islandia, España, Suiza, Eslovaquia, Irlanda, Francia, Finlandia y Túnez. Suiza y Finlandia han reemplazado a los Países Bajos (ahora 13 puesto) y Suecia (ahora 14 puesto) en el top diez del corriente año.

Este año, los países que en general han tenido un peor desempeño son Guinea, Angola, Lesoto, Guinea Ecuatorial, Guinea-Bissau, Papúa Nueva Guinea, Chad, Afganistán, Republica Centroafricana y Vanuatu.

Los Emiratos Árabes Unidos (39 a 78), la Republica Dominicana (68 a 96) e Iraq (120 a 149) han obtenido puntuaciones notablemente bajas en comparación con 2015 y se les recomienda realizar más esfuerzos para implementar los derechos de sus generaciones mas jóvenes.

Sorprendentemente, los países con mayor desempeño económico no son necesariamente los que mejor respetan, en la práctica,  los derechos del niño. Italia (puesto 81), Canadá (puesto 72) y Luxemburgo (puesto 56) , por ejemplo, son instados a mejorar las infraestructuras creadas para los derechos del niño. Estos países avanzados económicamente deberían poder invertir más en los derechos del niño, pero no logran hacerlo suficientemente, explica la organización.

Túnez (puesto 10) y Tailandia (puesto 21), por otro lado, son merecedores de menciones honorables. Estos países se encuentran en puestos relativamente altos en comparación con sus status económicos, principalmente por su gran labor en la creación de un ambiente favorable para los derechos del niño.

Por qué importan los derechos del niño

La Convención sobre los Derechos del Niño ha sido ratificada por las naciones de todo el mundo, excepto una: los Estados Unidos de América.

La adopción de la Convención hace 26 años, ha marcado un paso crucial en la mejora de los derechos del niño a nivel mundial. Sin embargo, todavía existe una brecha considerable entre las buenas intenciones de los políticos y los efectos reales de las políticas en el día a día de los niños, explica KidsRights.

La Asamblea General de la ONU adoptó las Metas de Desarrollo Sostenible (MDS) en septiembre de 2015. Las mismas denotan una mayor y más concreta atención por la situación de los niños que los anteriores Objetivos de Desarrollo del Milenio. La escala y ambición de la agenda de las MDG presenta una oportunidad sin precedentes para realmente mejorar la vida diaria de los niños y adolescentes.

A pesar de que el Index no es una herramienta directa para monitorear el desempeño de los países en relación con las MDS, el mismo proporciona información crucial en lo que se está haciendo y dónde los países deben mejorar para garantizar los derechos del niño.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.