La OMS y Unicef recomiendan la lactancia materna exclusiva para reducir la mortalidad infantil

La lactancia materna exclusiva es especialmente importante durante los primeros seis meses de vida, ya que contribuye a evitar la diarrea y la neumonía, dos de las principales causas de muerte en los lactantes.
9

Ningún país del mundo cumple al cien por cien las recomendaciones en lo que se refiere a la lactancia materna, según refleja un nuevo estudio de Unicef y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en colaboración con el Colectivo Mundial para la Lactancia Materna, una nueva iniciativa para aumentar las tasas mundiales de amamantamiento.

La Tarjeta de Puntuación Mundial para la Lactancia Materna, que ha evaluado las prácticas de lactancia materna en 194 naciones, ha puesto de manifiesto que sólo el 40% de los niños menores de seis meses reciben lactancia materna exclusiva (únicamente leche materna) y sólo 23 países registran índices exclusivos de lactancia materna por encima del 60%.

Está demostrado que la lactancia materna tiene beneficios cognitivos y de salud tanto para los bebés como para sus madres. Es especialmente importante durante los primeros seis meses de vida, ya que contribuye a evitar la diarrea y la neumonía, dos de las principales causas de muerte en los lactantes. Las madres que amamantan presentan un riesgo menor de padecer cáncer de ovario y de mama, dos de las principales causas de muerte entre las mujeres.

“La lactancia materna ofrece a los bebés la mejor manera de comenzar su vida”, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. “La leche materna actúa como su primera vacuna, ya que les protege contra enfermedades potencialmente mortales y les ofrece todo el alimento que necesitan para sobrevivir y prosperar”.

La tarjeta de puntuación se presentó al inicio de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, junto con un nuevo estudio que demuestra que se requiere una inversión anual de sólo cuatro euros por recién nacido para aumentar la tasa mundial de lactancia materna exclusiva entre los niños menores de seis meses.

Nurturing the Health and Wealth of Nations: The Investment Case for Breastfeeding (Alimentar la salud y la riqueza de los países: las razones en favor de invertir en la lactancia materna) sugiere que el cumplimiento de este objetivo podría salvar la vida de 520.000 niños menores de cinco años y generar potencialmente 300.000 millones de dólares en ganancias económicas a 10 años, como resultado de la reducción de las enfermedades y los costes de atención médica, así como del aumento de la productividad.

“La lactancia materna es una de las inversiones más eficaces y rentables que las naciones pueden realizar en favor de la salud de sus miembros más jóvenes y la salud futura de sus economías y sociedades”, dijo el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake. “Al no invertir en lactancia, estamos fallando a las madres y a sus bebés, y estamos pagando el precio de vidas y oportunidades perdidas”.

También está demostrado que en cinco de las economías emergentes más grandes del mundo –China, India, Indonesia, México y Nigeria– la falta de inversión en la lactancia materna se está traduciendo en aproximadamente 236.000 muertes de niños al año y en pérdidas económicas de más de 109 millones de dólares (100 millones de euros).

A nivel mundial, la inversión en lactancia materna es insuficiente, denuncia Unicef. Cada año, los gobiernos de los países con ingresos bajos y medios gastan aproximadamente 250 millones de dólares en programas de lactancia materna, y los donantes aportan solo 85 millones de dólares adicionales.

El Colectivo Mundial para la Lactancia Materna urge a los países a que:

  • Aumenten los fondos para elevar las tasas de lactancia desde que los bebés nacen hasta que cumplen los dos años.
  • Apliquen plenamente el Código Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna y las resoluciones pertinentes de la Asamblea Mundial de la Salud por medio de medidas jurídicas estrictas que sean aplicadas y controladas de manera independiente por organizaciones libres de conflictos de intereses.
  • Promulguen políticas de permiso familiar remunerado y de lactancia materna en el trabajo sobre la base de las directrices de la Organización Internacional del Trabajo en materia de protección de la maternidad, como requisito mínimo, y que incluyan para el sector informal.
  • Pongan en práctica los Diez Pasos para el Éxito de la Lactancia Materna en los centros de maternidad, incluyendo el suministro de leche materna para recién nacidos enfermos y vulnerables.
  • Mejoren el acceso a asesoramiento sobre lactancia materna cualificada como parte de las políticas y programas en los centros de salud.
  • Fortalezcan los vínculos entre los centros de salud y las comunidades, y alienten a las redes comunitarias a que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna.
  • Fortalezcan los sistemas que monitorizan el progreso de las políticas, programas y fondos para alcanzar metas nacionales y mundiales en materia de lactancia materna.

La lactancia materna es fundamental para el logro de muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Mejora la nutrición (ODS2), previene la mortalidad infantil y disminuye el riesgo de enfermedades no transmisibles (ODS3) y apoya el desarrollo cognitivo y la educación (ODS4). La lactancia materna es también un instrumento para poner fin a la pobreza, promover el crecimiento económico y reducir las desigualdades.

9
Comentarios