Un estudio analiza cómo influye la transformación digital en el empleo de los más vulnerables

Conocer el mundo digital, los distintos dispositivos móviles y sistemas operativos, navegar de forma segura, encontrar información en internet, la nube y la correcta comunicación en las redes sociales, los conocimientos más demandados.
2

Juntos por el Empleo de los más Vulnerables, la iniciativa impulsada y coordinada por Fundación Accenture, ha realizado el informe El impacto de la transformación digital en los colectivos vulnerables – Una nueva forma de trabajar donde se identifican los 26 puestos en las cinco áreas/sectores (facilities, hostelería y restauración, servicios asistenciales, producción y logística y distribución y ventas) en los que existe mayor previsión de contratación de colectivos en situación de especial vulnerabilidad, es decir, los de mayor demanda en el mercado laboral para estas personas.

El estudio, realizado en el último cuatrimestre de 2017, se centra en conocer cómo ha cambiado el trabajo realizado por los colectivos vulnerables -respecto a las funciones que se requieren como resultado de la digitalización- y las habilidades y conocimientos digitales que resultan necesarios.

Este análisis de las funciones, competencias y conocimientos digitales que ya requieren los 26 puestos de trabajo identificados señala que las competencias básicas siguen siendo las más demandadas -sobre todo, comunicación, ser digital, cumplimiento de normas y tareas y autoconfianza- y que lo que está cambiando es el nivel requerido en muchas de ellas, que pasan a un nivel avanzado.

En cuanto al grado de digitalización es alto en el caso de comunicación y ser digital. Les siguen las competencias transversales: orientación a la clientela, calidad en el trabajo, organización propia y orientación al logro. Para todas ellas se requieren niveles avanzados y un grado de digitalización alto en el caso de orientación a la clientela, mientras que el grado de digitalización es todavía medio en las otras tres.

También se identifican los conocimientos digitales requeridos: conocer el mundo digital, los distintos dispositivos móviles y sistemas operativos, navegar de forma segura, encontrar información en Internet, la nube y la correcta comunicación en las redes sociales.

El informe afirma que la transformación digital cambiará cómo se desarrollan algunas de las funciones actuales (incorporando nuevos conocimientos y habilidades, cambios de comportamientos y puestos de trabajo, nuevos dispositivos tecnológicos…) y hará surgir nuevas funciones. A nivel de puestos y perfiles, la personalización y el trato al cliente están en el centro de la transformación. También tienen más importancia las habilidades transversales, muchas de las cuales ya incorporan la dimensión digital, al incrementarse el nivel de conocimientos digitales requeridos.

En cuanto a los puestos con mayor grado de digitalización por área de actividad se confirma que su digitalización no tiene una relación directa con la demanda para las personas en situación de especial vulnerabilidad. Sólo camarero de pisos combina una alta demanda y con un alto grado de digitalización requerido. Hay varios puestos con alta demanda y grado de digitalización medio como limpiador de empresas, camarero de barra o vendedor.

Con nivel de demanda medio y alto grado de digitalización requerido destacan auxiliar administrativo, operario de mantenimiento, cuidados personales en instituciones y cajero o reponedor. Por último, hay varios puestos con demanda media y grado de digitalización medio, como auxiliar de recepción, cuidados personales a domicilio o cajero. En los puestos de baja demanda únicamente se identifican dos con nivel de digitalización medio: vigilante y promotor/a comercial.

En paralelo a este análisis publicado y de cara a poder ofrecer la formación que se necesitará para acceder al puesto de trabajo se ha revisado el diccionario de competencias, añadiéndose una nueva competencia puramente digital y habilidades digitales necesarias a las otras 19.

“Los puestos de trabajo analizados, donde se concentra la mayor parte del empleo en los colectivos más vulnerables, no van a desaparecer sino que se van a transformar. Hay que preparar a las personas para asimilar esa transformación y afrontar la disrupción digital. Para que nadie pierda el tren digital, desde Juntos por el Empleo de los más vulnerables ponemos a disposición de la sociedad toda la formación en habilidades y conocimientos digitales a través de nuestra solución de formación para el empleo, Emplea + Digital”, explica Ana Millán, directora general de la Fundación Accenture.

2
Comentarios