Cerca de un tercio de las víctimas de trata identificadas en el mundo son niños y niñas

Unicef y el Grupo de Coordinación Interagencial contra la Trata instan a los gobiernos a tomar medidas para proteger a los niños desarraigados.
109

Foto: Unicef.

Aproximadamente el 28% de las víctimas de trata identificadas a nivel mundial son niños. Así lo han asegurado Unicef y el Grupo de Coordinación Interagencial contra la Trata (ICAT, por sus siglas en inglés) en el Día Mundial contra la Trata de Personas que se celebra hoy día 30 de julio. En regiones como África Subsahariana y Centroamérica y el Caribe, los niños constituyen una proporción incluso mayor de las víctimas identificadas de trata: el 64% y el 62%, respectivamente.

Unicef e ICAT creen que el número de niños que caen víctimas de la trata es mayor de lo que sugieren los datos actuales. La realidad es que los niños raramente son identificados como víctimas de trata. Muy pocos denuncian, por miedo a los tratantes, falta de información sobre sus opciones, desconfianza en las autoridades, miedo al estigma o la posibilidad de que les devuelvan sin ninguna garantía y con unos recursos materiales muy limitados, explican en nota de prensa.

Los niños refugiados, migrantes y desplazados son especialmente vulnerables a la trata, señalan ambas organizaciones. Tanto si escapan de la guerra y la violencia como si persiguen una educación mejor y oportunidades de empleo, demasiados pocos niños encuentran rutas para migrar de manera regular y segura con sus familias. Esto aumenta las probabilidades de que los niños y sus familias se dirijan a rutas irregulares y más peligrosas o que los niños vayan solos, lo cual les deja más vulnerables a la violencia, el abuso y la explotación por parte de los tratantes.

“La trata de personas es una amenaza muy real para millones de niños en todo el mundo, especialmente aquellos que se han visto obligados a dejar sus hogares y sus comunidades sin una protección adecuada”, asegura la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore. “Estos niños necesitan urgentemente que los gobiernos den un paso adelante y tomen medidas para mantenerlos seguros”.

En muchos contextos faltan soluciones sostenibles para los niños víctimas de trata, incluidas la asistencia a largo plazo, la reintegración y la protección. Muchos sistemas de protección infantil siguen careciendo de recursos, y hay una grave carencia de mecanismos de tutela y de otras medidas de cuidado alternativas, denuncian. A menudo se lleva a los niños a alojamientos inadecuados, donde corren el riesgo de sufrir un mayor trauma y una revictimización.

Los niños varones víctimas de trata se enfrentan a dificultades añadidas, porque los estereotipos de género pueden llevarles a no buscar la ayuda que necesitan; por su parte, las niñas están en riesgo de sufrir mayor explotación y abuso debido a la discriminación y la pobreza de género.

Unicef e ICAT siguen haciendo un llamamiento para que se implementen las políticas gubernamentales y soluciones transfronterizas que mantengan a los niños seguros:

  • Ampliar las rutas legales y seguras para que los niños migren con sus familias, así como acelerar las resoluciones del estatus de refugiados y abordar los obstáculos en la ley y en la práctica que impiden que los niños se reúnan con sus familias.
  • Fortalecer los sistemas de protección social e infantil para evitar, identificar, derivar y abordar los casos de trata, violencia, abuso y explotación contra los niños, y darles respuesta en base a necesidades concretas basadas en su edad y género.
  • Garantizar que las soluciones sostenibles estén guiadas por evaluaciones individuales caso por caso y por el interés superior del niño, independientemente del estatus de este, y que el niño participe en este proceso de acuerdo a su edad y grado de madurez.
  • Mejorar la colaboración transfronteriza y el intercambio de conocimientos entre los controles fronterizos, aplicación de la ley por parte de las autoridades de protección infantil e implementar procesos más rápidos de búsqueda y reunificación familiar, así como medidas de cuidado alternativas para los niños sin cuidado parental.
  • Evitar medidas que puedan empujar a los niños a escoger rutas más arriesgadas y a migrar solos para evitar que las fuerzas policiales les detecten.
109
Comentarios