Los empresarios extremeños exigen un gobierno útil, abierto y eficaz

0

La Asociación Promoción e Impulso de la Transparencia en Extremadura (Apitex), es una ONG, adherida al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, que reúne al sector privado de la comunidad extremeña con el fin de exigir al gobierno autonómico una información pública útil, eficaz, accesible y con datos reutilizables.

Según el presidente de la organización, Antonio Campos, «el gobierno abierto no es solo la publicación de los sueldos de políticos, o de sus dietas; ese tipo de información suele quedarse en un titular y no sirve para crear valor social», afirma a Compromiso Empresarial.

Esta asociación nace con un carácter muy práctico y constructivo. Uno de sus objetivos es velar por el cumplimiento de la recién estrenada Ley de transparencia, acceso a la información y buen gobierno, pero no de cualquier manera.

En este sentido, la ONG canaliza las demandas de información del sector privado hacia la administración pública, con el fin de crear valores sociales y económicos en la sociedad extremeña. «Por ejemplo, sería muy importante conocer cuál es el coste energético de la administración, o tener un índice que mida la calidad educativa de los centros escolares, porque actualmente no hay una referencia cualitativa», explica el presidente de la asociación.

Por otro lado, Apitex sensibiliza a las empresas para que adopten el Open Data en los modelos de negocio, ya que la transparencia también es una responsabilidad social del sector privado.

Un lobby americano en Mérida

Apitex se pone en marcha en marzo de 2012. Esta asociación con sede en Mérida (Badajoz) tiene su inspiración en el modelo americano de lobbying, debido a que el trabajo de esta ONG es exigir a la administración que publique información práctica para las empresas.

De esta manera, la transparencia adquiere un mayor valor para la sociedad, al permitir que el sector privado trabaje mejor, desarrollando servicios y prestaciones adecuados a las necesidades de la ciudadanía.

En palabras de Antonio Campos: «Entendemos que la iniciativa privada debe representar un concepto, la transparencia, que bien entendido puede generar valor añadido y empleo a la sociedad», asegura el presidente a Compromiso Empresarial. «La transparencia es algo a lo que todas las entidades quieren ahora arrimarse y, por ello, tenemos que garantizar que no se hace un uso interesado del término».

Las principales líneas de trabajo de esta joven ONG se distribuyen en tres campos:

1. El Open Data. Apitex identifica que los datos publicados sean relevantes para las empresas y que los formatos utilizados permitan reutilizarlos para elaborar información práctica, con un valor importante para la sociedad extremeña.

«Publicar contenidos en PDF es poco útil en un mundo visual», asegura el presidente de la asociación. «Nosotros le hemos mostramos a la administración pública un modelo de Dataset, con el fin de mejorar la visualización de los datos, y quieren incorporarlo, pero les llevará tiempo, porque el ritmo de la administración para incorporar cambios es muy lento».

2. La sensibilización y la lucha contra la corrupción. En este sentido, la ONG organizó la I Jornada sobre transparencia en Extremadura, celebrada el pasado febrero de 2012. En este evento se contó con la presencia de más de doscientas personas, tanto del mundo empresarial, como de las administraciones; además, las conclusiones que se extrajeron de estas jornadas, fueron enviadas al gobierno regional para mejorar la Ley de gobierno abierto de Extremadura.

Por otra parte, Apitex también promueve las buenas prácticas y denuncia los casos de comportamientos paralelos a la legalidad y la ética, por eso, cabe destacar su Estudio de Reputación Región (ERR).

Este analiza la percepción de la transparencia en la ciudadanía, el cumplimiento de los requisitos de la ley de transparencia y gobierno abierto por parte de las entidades afectadas y las aportaciones del mundo empresarial para focalizar los elementos más interesantes para el sector privado.

3. La visualización. En este último campo, la asociación ha realizado importantes avances para diseñar modelos que permitan la mejor comprensibilidad de elevados volúmenes de información.

En este aspecto, Apitex está desarrollando una serie de metodologías propias muy interesantes, como su nuevo proyecto de datos abiertos: Hackathon, el cual se pondrá en marcha el próximo junio y permitirá mejorar la participación, en materia de transparencia, gracias a una serie de aplicaciones concretas.

¿Cómo ven los extremeños a su gobierno?

Según los datos que manejan desde la asociación, la situación es preocupante para las instituciones autonómicas, ya que la percepción de la corrupción en Extremadura se contamina de la imagen general, que la sociedad tiene de la administración central.

En palabras del presidente de Apitex, la comunidad extremeña es «el tuerto en el país de los ciegos». Esto se debe a que no se han dado casos de corrupción, como los descubiertos en otras instituciones, entidades políticas y organizaciones sindicalistas, pero tampoco está exenta de padecer la enfermedad.

En el Estudio de Reputación Región (ERR), realizado por Apitex para analizar la percepción de la transparencia en la ciudadanía, se ha comprobado que la corrupción a nivel general está afectando a la confianza de la sociedad extremeña sobre sus representantes políticos.

«Extremadura está dando importantes pasos en materia de transparencia, no podemos olvidar que aprobó una Ley de gobierno abierto con importantes avances; sin embargo, hoy por hoy, podemos decir que la velocidad no es la adecuada», comenta Antonio Campos. «Falta pasar de las musas al teatro en ámbitos como la mayor disponibilidad de Datasets, la mejora de la información sobre los perfiles de los cargos directivos en organismos públicos, el desarrollo de un régimen sancionador para los incumplimientos de transparencia, etc.».

Las principales causas de la apreciación negativa sobre las instituciones públicas y políticas, se encuentran en el fallo de los mecanismos internos para prevenir la corrupción.

Esto se suma a la falta de sanciones relevantes cuando se han detectado malas prácticas, tanto en el gobierno regional como en el Estado central. «Lo que se ha ido destapando de la corrupción es como ir al médico y que te diga que tienes de todo; ahora lo que falta es el medicamento, y ese es el poder judicial. Falta que la justicia haga su trabajo».

En definitiva, a la Junta de Extremadura le queda mucho por hacer si quiere recuperar la confianza de sus ciudadanos.

Desde la asociación son bastante críticos con el ejecutivo autonómico, sobre todo por la lentitud de la administración para realizar cambios. Un ejemplo de esto, se encuentra en la propia Ley de gobierno abierto, que aprobada en mayo de 2013, en diciembre del mismo año, aún no estaba disponible el Portal de transparencia y participación ciudadana.

Según la ONG, el portal ya está en versión beta, a falta de ser publicado. El presidente de Apitex, que ha tenido acceso al prototipo, lo ha calificado como «correcto» y de «diseño bonito», pero en su opinión podría mejorarse la visualización de los datos, ya que considera que las herramientas son bastante primitivas.

Actualmente las relaciones entre la asociación y el gobierno autonómico son cordiales, y no descartan la posibilidad de realizar algún proyecto futuro en común.

No obstante, cabe recordar el carácter privado de Apitex, cuya prioridad es dar servicios a las empresas privadas de la región y no pretende ser una herramienta para el gobierno.

Para finalizar, Antonio Campos quiso dejar un mensaje de optimismo y esperanza, animando a la ciudadanía a participar en sociedad y a ejercer la transparencia en el ámbito personal e individual, dando ejemplo a otros y adquiriendo las buenas prácticas como hábito en la vida cotidiana de las empresas.

«Me gustaría poner en valor lo mucho que el análisis de la información, y su uso correcto, pueden hacer por mejorar este siglo XXI. Sin lugar a dudas, esto será un elemento clave para competir, en lo público y en lo privado. Por ello, Apitex trabaja para que la información que se pone a disposición de la ciudadanía y de las empresas cumpla con los requisitos de reutilización, trazabilidad y utilidad», concluyó el presidente de la asociación para Compromiso Empresarial.

¿Quién es Antonio Campos González?

Antonio Campos es titulado en Ciencias Químicas por la Universidad de Extremadura, posteriormente hizo un máster en Sistema de Gestión en la escuela de negocios Itae. Su experiencia profesional le ha llevado a trabajar en los dos bandos, sector privado y público, como consultor, analista y auditor de importantes organizaciones.

En 2009 se especializó en desarrollar el concepto de responsabilidad social empresarial con el Gobierno de Extremadura, colaborando de forma activa en el Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial (Cerse), y con la Facultad de Ciencias Empresariales de la UEX, donde actualmente desarrolla el doctorado Métodos complementarios de valoración de organización basados en la responsabilidad social empresarial.

Además de ser el presidente de Apitex, desde la cual trabaja para trasladar las políticas de Open Government a la empresa privada, también colabora en el proyecto Empresas con Corazón de Cáritas Extremadura y es coordinador en el Observatorio de RSE de Extremadura.

Se define a sí mismo como «una persona inquieta socialmente y un apasionado de la sostenibilidad como modelo económico real».

Por Beatriz C. Martisi

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.