NovaGob, una red para la innovación del sector público

0

La tecnología ha revolucionado la forma de relación entre las personas. Del mismo modo que la telefonía móvil permitió llamar a individuos, en vez de llamar a lugares, actualmente las redes sociales han construido un ecosistema para establecer nuevos tipos de relaciones entre diferentes sectores sociales.

En este sentido, la llamada «crisis de Facebook», denominando así el estancamiento de las redes generalistas, está evolucionando hacia una especialización de las comunidades virtuales, cuya finalidad es poner en contacto a personas con intereses comunes muy concretos.

De esta manera surge NovaGob, la red social de la administración pública, tal como reza su eslogan. Esta iniciativa comenzó siendo una idea en el aire en el otoño de 2012, cuando un equipo de profesionales del mundo académico, la administración pública y las redes sociales, detectaron que había una necesidad por conectar entre sí a los empleados públicos. Entonces comenzaron a buscar experiencias similares y localizaron una red social de características parecidas en Estados Unidos, destinada a los empleados de la administración norteamericana.

Inspirados en esta iniciativa, surgió NovaGob con la misión de conectar a los más de quince millones de empleados públicos que existen en el ámbito de habla hispana. Desde ese momento, la idea fue tomando forma de proyecto que, tras un año de intenso trabajo, se presentó oficialmente en Madrid en octubre de 2013.

Posteriormente, la plataforma ha sido lanzada en las diferentes áreas de Iberoamérica donde se focaliza la red social, de manera que ya es conocida en toda el área a la que está dirigida. Uno de sus cofundadores, Juan Ignacio Criado, explica a Compromiso Empresarial: «Dentro del habla hispana, nos referimos a España y a toda Latinoamérica, pero también incluimos a empleados públicos de embajadas u organismos internacionales que pueden estar en Holanda, Bruselas, EEUU, o cualquier parte del mundo, que también pueden formar parte de la red social».

A punto de celebrar su primer aniversario, NovaGob se acerca a los 3.000 miembros registrados en toda la comunidad y genera una gran cantidad de información y conocimiento, gracias a los 830 debates, 575 entradas en blog, más de 200 eventos comunicados y más de 100 grupos de trabajo que están activos dentro de la comunidad virtual.

Además, de haber publicado más de 5.000 novatuits, mensajes directos publicados en NovaGob y simultáneamente en Twitter.

«Queda muchísimo por hacer para tener a los quince millones de empleados públicos interaccionando dentro de la red social», afirma Juan Ignacio, «pero lo importante es que hemos ido dando pasos muy significativos, no solo desde el punto de vista cuantitativo, sino que hemos ido generando una actividad muy importante en menos de un año».

¿Por qué una red social?

Según argumenta su cofundador, este formato tiene una gran ventaja: la idea de comunidad. Para los creadores de la red es fundamental que los usuarios estén conectados intercambiando experiencias, iniciativas y conocimientos dentro de un espacio común, y esta condición solo la ofrece una red social en Internet.

Otro aspecto muy importante de esta plataforma es que los usuarios se sientan «cómodos» mientras interactúan. En este sentido, Criado subraya que los principales elementos diferenciales de la red son su autonomía institucional y su sostenibilidad: «Somos una red social autónoma, no dependemos de ninguna institución, ni ministerio y tampoco pertenecemos a ningún país en concreto», afirma a Compromiso Empresarial.

Para garantizar estas características, la red social se desarrolla como una spin-off de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), siendo la única en el área de ciencias sociales de esta universidad. Gracias al entorno de la UAM, la plataforma posee una forma jurídica independiente de cualquier entidad gubernamental.

En este punto, Juan Ignacio también subraya que aunque NovaGob está «orientada» a los empleados y directivos del sector público, también está abierta a lo que él denomina como el «ecosistema de lo público», es decir, que existe un pequeño porcentaje, alrededor del 5% de los miembros de la comunidad, que procede del sector privado: aquellas empresas interesadas en la mejora e innovación del sector público.

En este sentido, el cofundador de la red «invita» a todos lectores de CE relacionados con el sector público a unirse a NovaGob: «Pensamos que es un punto de encuentro ideal; de hecho, les estamos esperando porque consideramos esencial las redes sociales para que las empresas puedan conectarse con aquellas personas que les interesa», afirma José Ignacio Criado.

Volviendo al funcionamiento de la red, otra de las ventajas que ofrece esta plataforma es su constante metamorfosis para adaptarse a las necesidades de los usuarios. Es decir, a diferencia de la comunicación tradicional, toda la información que se genera está dirigida por la propia comunidad.

Según explica Criado, ellos ofrecen una plataforma para que los miembros expresen qué hace falta y el equipo de NovaGob adapta la red social, incorporando las herramientas necesarias para seguir interaccionando y avanzando.

Novawikis, generando conocimiento

En este sentido, el eje principal de la comunidad son los «grupos de trabajo», donde se generan la mayor cantidad de información a través de los debates, la publicación de entradas de blogs y un aspecto muy innovador: las NovaWikis. Son documentos creados de manera colaborativa que recogen las definiciones, decálogos y conclusiones, derivadas de las interacciones dentro de los grupos de trabajo.

Para explicar mejor la función de los NovaWikis, Juan Ignacio pone algunos ejemplos prácticos: «Se estableció un debate para definir qué es el gobierno abierto. Fue un debate impactante por la cantidad de intervenciones que hubo, pero lo más relevante fue que permitió llegar a una definición aceptada por toda la comunidad. De esta manera se creó un decálogo sobre gobierno abierto que ha quedado recogido a través de una NovaWiki».

Otro aspecto que también suscitó mucho interés, y que ha quedado recogido en forma de NovaWiki, es el lenguaje administrativo utilizado por los empleados públicos. Según explicaba Juan Ignacio a Compromiso Empresarial, a veces los empleados públicos no son entendidos por la ciudadanía debido al uso de un lenguaje poco comprensible. En este sentido, los usuarios de NovaGob han desarrollado un decálogo de buenas prácticas en el lenguaje, para ser más claros y eficaces en la comunicación con los ciudadanos.

«En principio no había planteamiento de esta herramienta, las NovaWikis, pero fue la propia comunidad quien demandó que se creara; esta es nuestra lógica de funcionamiento», cuenta Criado.

Para contener todo el conocimiento y la información que general la red, además de las NovaWikis, también destaca la sección Siare Clad dentro de NovaGob.

El Clad –el Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo–, durante los últimos años, ha llevado a cabo el Siare –Sistema Integrado y Analítico de Información sobre Reforma del Estado, Gestión y Políticas Públicas–. Se trata del banco de conocimiento más importante sobre la administración pública que existe en Iberoamérica y, gracias a la alianza estratégica entre NovaGob y el Clad, tiene un enlace directo desde la red para seguir mejorando e innovando el funcionamiento del sector público a través del intercambio de ideas.

A las puertas de cumplir su primer aniversario, el balance de NovaGob es muy positivo. Además de todos los avances que han logrado en menos de un año, cabe destacar la celebración de su primer congreso bajo el título Nova- Gob 2014, Congreso Iberoamericano de Innovación Pública.

Gracias a la colaboración del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Adeje y la Universidad de La Laguna, la isla de Tenerife ha acogido este evento los días 20 y 21 de noviembre, donde se han reunido «expertos muy importantes de toda Iberoamérica», según afirma Juan Ignacio Criado, y ha supuesto «un hito muy importante», tanto para la plataforma como para el propio sector público.

Sin embargo, el inicio de un nuevo curso también perfila los nuevos retos para la plataforma y su equipo. El primero es ser más visible y estar más presente dentro del sector público iberoamericano.

Por este motivo, está previsto el lanzamiento de NovaGob 2.0, una transformación de su imagen corporativa, haciéndola más interesante y atractiva para los empleados públicos.

Por otra parte, Juan Ignacio explica que también «se enfrentan» a la consolidación del proyecto en el aspecto más humano. En este sentido, el cofundador de la red concluye que son «un proyecto emprendedor que quiere generar empleo y para ello tiene que haber empresas y organizaciones que por patrocinios o por alianzas nos permitan dar esa consolidación y crecimiento a la red social NovaGob».

Por Beatriz C. Martisi
@Bc_Martisi
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.