Se reduce el silencio administrativo, aunque de manera insuficiente

En 2014, el año de plazo que las administraciones públicas han tenido para adaptarse a sus nuevas obligaciones de transparencia, las instituciones españolas recurrieron en menos ocasiones que en 2013 al silencio administrativo para eludir dar respuesta a las peticiones de información los ciudadanos.
0

Según el informe Tuderechoasaber 2014, si, en 2013, el 57% de la solicitudes de información enviadas desde esta plataforma -un proyecto conjunto de Civio y Access Info Europe, que envía las preguntas que llegan a través de la web a  las distintas instituciones públicas– no obtuvo respuesta, en 2014 fueron el 42,7%.

Entre las excusas más habituales para no dar una respuesta adecuada se encuentra «no posee la información» (13,4%)-; las contestaciones parciales –incompletas (6,4%)-; aquellos que responden una cosa distinta a la preguntada –inadecuadas (6,1%)-; los que se niegan a dar la información –rechazadas (5,4%)-; los que remiten a un formulario (4,5%); y un pequeño porcentaje (3,2%) de solicitudes incorrectas.

Entre otros datos, este informe revela que, además de bajar el silencio administrativo, también ha aumentado el porcentaje de respuestas exitosas (aquellas en las que un organismo proporciona exactamente la información solicitada), aunque continúan con bajísimos porcentajes: del 12,7% en 2013 al 18,5% en 2014.

Aunque la Ley de Transparencia no estaba en vigor cuando se hicieron estas solicitudes para las entidades locales (tienen de plazo hasta diciembre de 2015), son estas las que han provocado, en buena parte, la mejora en los resultados, explican desde Civio. De hecho, han reducido su silencio administrativo de una forma sustancial: del 81,3% al 54,4%. Y las respuestas satisfactorias, que hace un año apenas superaban el 3%, se dan ya en más del 21% de los casos.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.