Social to Crowd, transparencia e innovación social para un mundo mejor

Cuando la adversidad asola una parte del planeta, la otra parte indemne se pone en movimiento para ayudar a quién más lo necesita. Así se ha comprobado, una vez más, tras el dramático terremoto que ha asolado Nepal.
0

La última catástrofe natural, el terremoto en Nepal que en unas horas se ha cobrado más de 5.500 muertos y 11.000 heridos, con previsión de que la cifra siga en aumento, ha vuelto a poner a prueba la capacidad de respuesta y solidaridad de los países desarrollados.

Por su parte, España preparó su ayuda humanitaria al día siguiente del trágico terremoto, 30 toneladas de medicamentos esperaban a los premisos burocráticos entre España y Nepal para ser enviados, mientras equipos de rescate especializados ya estaban organizados para viajar a la capital nepalí con el fin de ayudar en la búsqueda de personas sepultadas.

En este sentido, cabe destacar que España ocupa el puesto 15 en el último Índice de Respuesta Humanitaria elaborado por la Fundación DARA Internacional en 2011, donde se destacaba el compromiso de este país con la atención a las personas más vulnerables.

Sin embargo, como ha demostrado la experiencia en catástrofes y conflictos vividos anteriormente, llega un momento que la novedad de la noticia caduca, devolviendo al resto del mundo al ritmo de su vida cotidiana. Por suerte, siempre hay alguien que dedica su tiempo y esfuerzo a pensar en el sufrimiento de quienes viven lejos.

Unas veces se trata de una ONG o una empresa social, y otras veces simplemente son personas que necesitan sentir que hacen algo por un mundo mejor. Ya sea en conjunto o individualmente, cada vez existen más proyectos e iniciativas inspiradas en la solidaridad que necesitan financiación, recursos humanos, materiales o cooperación con el fin de ayudar a que otras personas también tengan una vida digna después de sufrir una tragedia.

En ese punto entre los que quieren ayudar y los que necesitan la ayuda, nace la plataforma Social to Crowd, una iniciativa española que entiende la solidaridad desde una nueva perspectiva basada en los principios de innovación social, independencia económica, transparencia y la sostenibilidad de los proyectos.

La idea de crear esta plataforma nació a raíz de una campaña de recogida de juguetes, para la cual la cooperativa Enreda proporcionó una serie de herramientas digitales. Pablo Martín, miembro del equipo Enreda, explica a Compromiso Empresarial que aquel proyecto les hizo pensar en la posibilidad de “tener una herramienta unificada y accesible para toda aquella organización que tuviera que llevar a cabo una campaña de recogida de materiales para realizar su proyecto”.

De esta manera, basándose en la economía colaborativa y con el objetivo de potenciar el I+D+i en la intercooperación con empresas y organizaciones de fines sociales, se creó la plataforma Social to Crowd, «el crowdfunding de las cosas», porque no se dona dinero, sino materiales.

¿Cómo funciona Social to Crowd?

Esta plataforma se pone en marcha cuando una organización da de alta su proyecto dentro de Social to crowd, indicando cuáles son sus necesidades materiales; posteriormente la plataforma inicia una campaña de difusión, visualizando el proyecto en todos los medios posibles. Aquellas personas que quieran apoyar el proyecto pueden hacerlo a través de dos procedimientos: bien aportando los materiales necesarios, bien difundiendo el proyecto en su entorno más cercano.

“La idea es difundir una campaña, recopilar apoyos y buscar el material del listado de necesdades, todo con información continuamente actualizada del proceso y la evolución de la campaña”, explica Rafa Tovar, otro miembro del equipo.

Visibilizando en un mismo espacio las necesidades materiales de las organizaciones con fines sociales, se reducen los costes de publicidad, logística y gestión de las campañas de donación. Además, Social to Crowd reúne apoyos en la recogida de los materiales, actualizando constantemente la información de todo el proceso en el desarrollo de la campaña.

Otra novedad con respecto a los procesos convencionales de crowdfunding, es que el tiempo no marca la duración del proyecto, puesto que la campaña finaliza una vez que se ha completado el listado de los materiales necesarios. Actualmente, dentro de la web de Social to Crowd está abierto un proyecto de Periodistas Solidarios (Asociación de la Prensa de Sevilla) para ayudar a la población de Laovo-cande, en Guinea Bissau.

“He de reconocer que estamos trabajando duro para que se den de alta proyectos, ya que somos conscientes de que hay muchas iniciativas de recogida de materiales en nuestro país”, afirma Pablo Martín.

La transparencia como garantía

Social to Crowd se caracteriza también por garantizar la transparencia de todo el proceso haciendo un seguimiento detallado desde el inicio hasta la finalización de los proyectos. De este modo, la plataforma asegura que los materiales llegarán donde son necesitados, eliminando la figura de intermediarios y aportando información actualizada en cada etapa del proyecto.

El equipo de Social to Crowd tiene por objetivo que todos los procesos que se produzcan en la plataforma sean 100% abiertos y que la rendición de cuentas forme parte del funcionamiento básico.

En este sentido, el seguimiento de los proyectos indica cuál es el estado de la campaña, su evolución, si el material se ha recibido correctamente y, además, los donantes pueden ver cómo los materiales han permitido que los proyectos se lleven a cabo.

“Imagina que donas un portátil a una causa social y resulta que lo reconoces, una vez que se cumple el proyecto, porque lo ves en una foto en Social to Crowd”, explica Pablo Martín, “seguro que es la acción más motivadora para los donantes: ver que los pequeños esfuerzos hacen que grandes sueños se hagan realidad”.

Además, el propio proceso de creación de la plataforma lleva el lema de la transparencia por bandera, ya que desde el blog de Social to Crowd, informan de todas las acciones del equipo promotor. Desde las reuniones que tienen y con qué personas u organizaciones tiene colaboración, hasta la difusión del proyecto y en qué invierten los recursos obtenidos de su propia campaña crowdfunding, como el vídeo que se ha podido financiar gracias a la colaboración de más de ciento cincuenta personas.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.