La transparencia, en el centro de los programas electorales

La necesidad de recoger por ley la rendición de cuentas y la obligación de que las administraciones y otras instituciones pongan su información a disposición de la ciudadanía están muy presentes en los programas de los cuatro partidos en liza para las elecciones del 26 de junio.
1

En solo una legislatura, la idea de transparencia en la gestión pública ha pasado de ser una anécdota en los programas electorales de los partidos políticos españoles a invocarse como un mantra a lo largo de sus páginas, con especial presencia en aquellos capítulos que hablan de regeneración democrática.

Las elecciones del pasado 20 de diciembre fueron las primeras con una Ley de Transparencia en vigor y ésta se ha situado en el foco de las refriegas entre los distintos actores. El PP saca pecho y el resto de fuerzas consideran que se queda muy corta.

En el programa para las nuevas elecciones del 26 de junio, los partidos han ajustado sus demandas en materia de transparencia, convirtiéndola en un punto importante de sus programas políticos. Todos cuentan con algún epígrafe dedicado casi en exclusiva a este aspecto pero, además, aparece de manera transversal a lo largo de muchos otros capítulos.

Parece que, al menos a nivel teórico, los partidos han tomado nota y han asumido que la opacidad con la que se han gobernado hasta ahora los distintos niveles administrativos se ha convertido en un caldo de cultivo idóneo para la corrupción, que es percibida por los españoles como el segundo mayor problema del país.

Todos hacen su diagnóstico y proponen medidas para atajar la situación. Solo falta que quien finalmente llegue a La Moncloa sea capaz de convertir estas promesas en algo más que palabras.

PP: Profundizar en la actual Ley de transparencia

El programa del Partido Popular proclama que el “mejor antídoto contra la corrupción es la transparencia en cada euro que se gasta y el refuerzo en los mecanismos de control”. A continuación, el documento expresa el compromiso para la próxima legislatura de desarrollar en profundidad la Ley de Transparencia, con el objetivo de “culminar el cambio en la cultura de lo público y la política”.

No deja pasar la ocasión el partido en el Gobierno para recordar que esta Ley es la primera de este tipo de la democracia española. “La regeneración democrática ha sido uno de los ejes principales del programa reformista del Gobierno, conscientes de la importancia de recuperar la confianza de los ciudadanos, no solo en la economía, sino también en las instituciones”, señala el programa, que, asimismo recuerda que ya existen más de 850.000 registros en el Portal de la Transparencia.

No menciona, sin embargo, el Consejo de Transparencia, el órgano independiente creado tras la aprobación de la Ley que ha garantizado el acceso a numerosos documentos que la Administración no estaba publicando en el Portal.

Ya en clave de futuro, el PP promete mejorar el actual Portal de la Transparencia, haciéndolo más accesible e incrementando la información que ofrece. “Ampliaremos los registros de publicidad activa del Portal de la Transparencia, especialmente en relación a las subvenciones de otros ámbitos administrativos”, señala el documento, que también promete “avanzar” para ofrecer información actualizada sobre la ejecución presupuestaria de los proyectos con cargo a las arcas públicas.

Buena parte del programa del PP en materia de Transparencia se recoge bajo un epígrafe titulado Reivindicar la política, combatir la corrupción. Es en este mismo punto donde figura la obligatoriedad de cese en el cargo para los Altos Cargos encausados por un delito de corrupción en el momento de la apertura de juicio oral.

Los populares hablan de “mejorar” el marco normativo para la contratación de obra pública y formar a los empleados públicos que participan en procesos de licitación pública en materia de ética, transparencia pública y prevención de la corrupción.

También proponen potenciar el papel de la Oficina de Conflicto de Intereses, en particular, en el control sobre los altos cargos y fiscalizar la actuación de los lobbies, a través de la creación de un registro.

PSOE: Tecnología al servicio del acceso a la información

El PSOE considera que la actual Ley de transparencia, tal y como está concebida, “no permite avanzar en los objetivos primordiales, pues se caracteriza más por sus formalidades externas que por procurar una verdadera respuesta institucional e independiente que permita crear las condiciones para ofrecer a la ciudadanía un verdadero canal participativo”.

Tras esta crítica, el programa socialista propone una serie de medidas para, por ejemplo, restringir al máximo la posibilidad de inadmitir solicitudes de información pública y evitar denegaciones de acceso sin fundamentación concreta.

También se quiere definir, “con la participación de las organizaciones que defienden la transparencia”, una serie de indicadores, de carácter cuantitativo pero sobre todo que evalúen aspectos cualitativos, que sirvan para medir el grado de transparencia de cada administración. “Se publicará anualmente el ranking de las administraciones más transparentes”, añaden.

El PSOE también habla de desarrollar un plan de Gobierno Abierto para favorecer la transparencia de las instituciones. El plan, según consta en el documento, ampliaría el catálogo de la información que el Gobierno debe publicar de manera proactiva, además de obligar a la utilización de formatos abiertos, simplificar los sistemas de acceso y crear mecanismos para que la ciudadanía conozca en todo momento los proyectos y las políticas que diseña el gobierno.

En este punto, se promete transformar los portales web del gobierno en espacios Gobierno Abierto, implementando adecuadamente los pilares de transparencia, participación y colaboración.

En definitiva, el PSOE busca mejorar la transparencia apoyándose en la “revolución tecnológica”, que “no solo permite abrir nuevos canales de participación ciudadana, sino que además nos va a exigir una mayor transparencia de las instituciones”.

Además de esto, el programa socialista incluye aspectos de transparencia de manera transversal en otros capítulos, así, en materia de contratación pública se habla de la obligatoriedad de los ‘pactos de integridad’, con el fin de prevenir la corrupción y favorecer la competencia leal y se promete exponer al público todos los procesos de recalificación de suelo.

También destaca la mención que se hace a la necesidad de fiscalizar las instituciones europeas: “Hay que aumentar el control y la transparencia también en Europa”.

Unidos Podemos: Ley de Paredes de Cristal

Pese a que la mención a la transparencia está expuesta de manera bastante sucinta en los 50 puntos que presentaron de manera conjunta Podemos e Izquierda Unida “para gobernar juntos”, posteriormente el programa electoral de la formación morada ha desarrollado mucho este punto, convirtiéndose en uno de los más completos y ambiciosos de los recogidos en todo su documento.

En primer lugar, el programa de Podemos propone, en su punto número 237, una “ampliación de la Ley de Transparencia”. El documento expresa la necesidad de superar la norma actual a través de modificaciones en el portal, tales como la mejora de su accesibilidad o la supresión de la obligatoriedad de usar DNI electrónico para poder realizar consultas.

Al mismo tiempo, se busca eliminar la discrecionalidad a la hora de atender las solicitudes, reducir los tiempos de respuesta y establecer un régimen de sanciones si se incumplen estas dos premisas.

El programa electoral de Podemos pide asimismo reconocer el Derecho a la Información como derecho fundamental y garantizar la independencia del Consejo de Transparencia.

Además se hace una mención expresa a que todas las instituciones con titularidad o financiación pública “deben rendir cuentas” y publicar sus datos en el Portal de Transparencia: “La Casa Real, el Consejo General del Poder Judicial, los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones empresariales”.

La propuesta del partido emergente en materia de transparencia viene acompañada por otras iniciativas legislativas, como la reformulación de la Ley de Contratos del Sector Público o el impulso de la llamada Ley de Paredes de Cristal, una ley “para la regeneración democrática de nuestras instituciones públicas”, que serviría de marco para abrir los parlamentos a la ciudadanía.

Así, entre otras medidas se prevé facilitar el acceso a la información relativa a los procesos legislativos, en curso o finalizados, garantizar el acceso, tanto a las sesiones de comisiones parlamentarias como a los plenos, a medios de comunicación, a observadores y a ciudadanos en general, sin trabas administrativas y sin ningún tipo de discriminación.

Muchas de estas medidas están ya en marcha en la mayoría de parlamentos autonómicos, pero esta norma serviría para elevarlas a un rango estatal. Además incluye algunas propuestas más novedosas, como la creación del “escaño ciudadano”, desde el cual, se podrían hacer llegar peticiones ciudadanas al Parlamento, tanto de forma individual como colectiva.

Podemos también propone un Plan Nacional contra la Corrupción y para la Transparencia Institucional, que se coordinaría a través de un organismo independiente, integrado por la Administración, organizaciones no gubernamentales y actores relevantes de la sociedad civil.

A través de este órgano se buscaría promover una mayor implicación de la sociedad y de expertos en el compromiso contra la corrupción, implementando mecanismos preventivos que se adapten a la dinámica de la realidad delictiva y creando mecanismos para la detección y denuncia de este tipo de conductas y de protección a los denunciantes.

Ciudadanos: Competencia y profesionalización

Dos palabras aparecen unidas de manera recurrente a la idea de transparencia en el programa de Ciudadanos: competencia y profesionalización. No hay referencias a la Ley de la Trasparencia actual ni a sus órganos, el Portal y el Consejo, aunque sí se propone crear un nuevo Portal de Transparencia Sanitario, que sirva para que el usuario de la salud pública pueda acceder a sus datos clínicos y opciones terapéuticas, independientemente de en qué comunidad autónoma se encuentre.

Entrando ya en materia de rendición de cuentas en la gestión pública, C’s habla de rendición de cuentas transparente a las Cortes y “despolitización” en la selección de altos cargos, introduciendo procedimientos transparentes y meritocráticos en la selección de los mismos.

“Garantizaremos la transparencia y la buena gestión en la contratación pública”, promete el documento de la formación naranja, que abunda en la exigencia de que se contrate por procedimientos abiertos a la competencia, “ya que son los que más benefician a los ciudadanos”. Deberá asegurarse, explican, “que la contratación de todos los organismos públicos cumple los principios de publicidad, neutralidad, transparencia y buena gestión”.

El programa de Ciudadanos se centra más en la represión de la corrupción que en los organismos de transparencia que supuestamente la previenen. Así, se prevé la creación de unidades independientes de investigación de este tipo de delitos en los organismos públicos, para que los ciudadanos puedan denunciar anónimamente.

Además promete proteger a los denunciantes de corrupción, “nuestros héroes cívicos que se la juegan por el dinero de todos”. Ciudadanos tipificaría como delito específico el acoso y mobbing a denunciantes, así como la revelación de su identidad, y ofrecería incentivos económicos y profesionales para quienes tiren de la manta.

También es prioridad de este partido mejorar los organismos que garantizan la competencia. “Separaremos las funciones de Competencia y de Regulación en dos entidades independientes, reformando así la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)”, explican.

Para garantizar la independencia de estas entidades, “será imprescindible que el regulador disfrute de total autonomía del Ministerio de Hacienda y que se profesionalicen al máximo los nombramientos políticos en los cargos directivos, garantizando que se rigen por criterios de meritocracia y transparencia”.

Papel destacado tiene para C’s la transparencia en los medios de comunicación, donde se planea someter a reglas estrictas de transparencia todas las retribuciones de todos los altos cargos de RTVE.

Finalmente, ciudadanos propone, al igual que el PP, un registro de lobbies para garantizar que su relación con las administraciones públicas es limpia.

banner goteo partidos transparentes_WEB

1
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.