Almería aprueba su Ordenanza de Transparencia, Buen Gobierno y Calidad Democrática

La normativa se ha realizado por consenso entre todos los grupos políticos.
<p>Pleno del Ayuntamiento de Almería.</p>

Pleno del Ayuntamiento de Almería.

El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, ha celebrado el grado de “entendimiento y consenso” así como “la participación y aportaciones realizadas por los diferentes grupos de la oposición” en el desarrollo de la tramitación de la nueva Ordenanza de Transparencia, Buen Gobierno y Calidad Democrática, que se aprobó ayer, definitivamente, por unanimidad.

El concejal de Presidencia, Manuel Guzmán, se ha congratulado igualmente por el contenido de una Ordenanza que pone “en vanguardia al Ayuntamiento de Almería en materia de transparencia”, resaltando que “el texto final no sólo respeta las obligaciones mínimas que las leyes estatal y autonómica contemplan para todas las administraciones Públicas en Andalucía, sino que amplía estas obligaciones y compromete a la Administración municipal en su conjunto más allá de lo que la Ley le impone”, al tiempo que ha subrayado “el compromiso de contar con un Ayuntamiento transparente y cercano, de puertas abiertas al ciudadano”.

La Ordenanza de Transparencia, Buen Gobierno y Calidad Democrática queda redactada, junto a la exposición de motivos, en seis capítulos, estructurados en 24 artículos, cuatro disposiciones adicionales, dos disposiciones transitorias y una disposición final.

Como parte de ese contenido, Guzmán ha querido resaltar la posibilidad que se ofrece para la reutilización de la información del sector público, asumiendo que “la información generada desde las instancias públicas, con la potencialidad que le otorga el desarrollo de la sociedad de la información, posee un gran interés para las empresas a la hora de operar en sus ámbitos de actuación, contribuir al crecimiento económico y la creación de empleo, y para los ciudadanos como elemento de transparencia y guía para la participación democrática, siendo susceptible de reutilización por dichos operadores sociales”.

Además de garantizar la transparencia en la actuación del Ayuntamiento de Almería a través de unas normas que articulen los medios necesarios para ello, en el objeto de la ordenanza se recogen los principios de buen gobierno, es decir, aquellos que deben regir la actuación dentro del ámbito profesional de los cargos electivos, personal directivo y eventual que forman parte de la plantilla municipal.

Capítulos de la Ordenanza

El capítulo I de la Ordenanza se refiere a las disposiciones generales, definiendo conceptos y principios, y fija como criterio general “el libre acceso a toda la información pública, preferentemente a través de medios electrónicos. Cómo y de qué forma se puede acceder a la información”.

El capítulo II agrupa los artículos referidos a la publicidad activa, esto es, la información pública que las entidades comprendidas dentro del ámbito de aplicación de la Ordenanza están obligadas a publicar de oficio.

En su capítulo III queda regulado el ejercicio del derecho de acceso a la información pública, cuya titularidad corresponde a cualquier persona física o jurídica, pública o privada.

El capítulo IV aborda la reutilización de la información municipal, reconociendo el principio de gratuidad, de modo que el ejercicio del derecho de acceso a la información es gratuito, sin perjuicio de las exacciones que puedan establecerse por la expedición de copias o soportes o la transposición de la información a un formato diferente al original. Además, la información será accesible a todas las personas, con carácter inclusivo, de forma que personas con cualquier tipo de discapacidad encontrará la información de forma adaptada.

El capítulo V, referido al buen gobierno, recoge los principios que rigen las actuaciones de los cargos electos, personal directivo y eventual del Ayuntamiento de Almería, garantizando que el ejercicio de sus funciones se ajusta a los principios de eficacia, austeridad, imparcialidad y responsabilidad. Igualmente establece y configura el conjunto de principios que han de inspirar la gestión del Ayuntamiento para que se desarrolle la vida municipal en el marco propio del buen gobierno y la calidad democrática.

Por último, el capítulo VI incluye una remisión genérica al régimen sancionador en materia de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, y a la reutilización de la información municipal.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.