La lista negra europea deja fuera a reconocidos paraísos fiscales

Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón, reclama que la UE garantice que los estados que aparecen en la 'lista gris' de paraísos fiscales ponen en marcha las reformas a las que se han comprometido.
CE6 diciembre 2017
3

Acto de protesta en Bruselas por el listado publicado por la Unión Europea.

Los ministros europeos de Economía y Finanzas han adoptado la primera lista negra europea de paraísos fiscales. En ella, se incluye un total de 17 países en su gran mayoría estados pequeños y economías emergentes. La UE también ha creado una ‘lista gris’, que estaría formada por países, reconocidos como paraísos fiscales, que se han comprometido a poner en marcha reformas fiscales.

Esta lista nace después de los escándalos de los Papeles de Panamá y Luxleaks, que pusieron en evidencia cómo grandes empresas y fortunas han estado utilizando los paraísos fiscales para reducir al mínimo su contribución fiscal. La lista negra de la UE se basa en tres criterios: transparencia, fiscalidad justa y participación en foros internacionales para la implementación de las reformas al sistema fiscal internacional contra la evasión y elusión fiscal.

Sin embargo, la ONG Oxfam Intermón advierte que “es sorprendente ver que la lista negra europea cuenta prácticamente sólo con países pequeños o economías emergentes, mientras que algunos de los paraísos fiscales más reconocidos se escapan bajo el amparo de la lista gris”.

Lo hace a través de unas declaraciones de Susana Ruiz, responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón, que continúa el discurso reconociendo que la presión de la UE ha servido para que países como Suiza o Bermudas se hayan comprometido a poner en marcha reformas fiscales “cruciales”.

“Pero estar en la lista gris no debería ser sólo una vía de salida fácil que no implique consecuencias, como ha ocurrido en el pasado”. Ruiz pide a la UE que garantice que los estados que aparecen en la lista ponen en marcha las reformas a las que se han comprometido. “Si por el contrario no las cumplen deberían volver a la lista negra”.

“Solo cuando tengamos una lista negra consistente con sanciones efectivas contra grandes empresas y fortunas que abusan de los paraísos fiscales, podremos lograr poner fin a la evasión y elusión fiscal”, sentencia Ruiz.

“También es importante que la propia UE aplique de manera interna sus propios criterios. Si la UE los tuviese en cuenta, al menos cuatro estados miembros estarían en la lista negra. Mientras haya paraísos fiscales en el corazón de la propia UE, será difícil creer que se están planteando sanciones ambiciosas y tomando todas las medidas para lograr que los países en la lista gris se comprometen a impulsar las reformas necesarias”, continúa la responsable de Justicia Fiscal de Oxfam Intermón.

“Para España, éste es un proceso vital. La lista negra española se ha venido vaciando de países. De los 48 iniciales, han salido ya 15, algunos tan reconocidos como Luxemburgo, Bermudas o Hong Kong. Además, en el último año la inversión española hacia los paraísos fiscales más agresivos se multiplicó por cuatro mientras las grandes empresas del IBEX 35 han venido constituyendo en promedio 103 filiales al año, con un total en la actualidad de casi mil filiales en estos territorios. El gobierno español tiene que demostrar su clara apuesta por la evasión y elusión fiscal tanto en la agenda europea como en España”, concluye.

La semana pasada, Oxfam publicó el informe Blacklist or whitewash. En él se mostraba cómo sería una lista negra de paraísos fiscales si la UE aplicara de una forma rigurosa sus propios criterios y no cediera ante las presiones políticas. En el estudio Oxfam concluía que al menos 35 países no pertenecientes a la UE deberían incluirse en la lista negra de paraísos fiscales de la UE. Además, cuatro estados miembros de la UE -Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos y Malta- tendrían que estar en la lista negra también si la UE no dejara al margen a todos los estados miembro.

3
Comentarios