La transparencia, herramienta básica para el periodismo de calidad

La cita “vivo de aquello que los otros no saben de mí”, del escritor austríaco Peter Handke, resume la esencia del poder de la información y por qué los periodistas son necesarios en las sociedades democráticas. Una persona “bien” informada es más libre para tomar mejores decisiones, que alguien desinformado o limitado a una única fuente.
70

El derecho de acceso a la información es una herramienta que permite a los ciudadanos conseguir aquellos datos que necesitan para ejercer sus derechos democráticos, de manera independiente y responsable. La información disponible es mayor, pues puede evitar el sesgo del criterio establecido por la agenda de los medios, y multiplica el número de fuentes fiables.

En este nuevo modelo de comunicación que permite el derecho de acceso a la información, cabe preguntarse por el papel del periodista y cómo ha cambiado (si es que lo ha hecho) su modo de trabajar.

Para conocer esta realidad, Compromiso Empresarial habla con dos referentes del periodismo especializado en el acceso a la información pública y la transparencia, Jesús Escudero y Mar Cabra, quienes explican desde su experiencia cómo el principio de la transparencia está cambiando su profesión.

La transparencia en el día a día del periodista

Jesús Escudero, periodista de datos y transparencia en El Confidencial, utiliza semanalmente el derecho de acceso a la información para elaborar trabajos sobre temas en profundidad, por lo que considera este derecho como una herramienta “muy importante y útil” para su labor, tanto que afirma que debería ser utilizada masivamente por los periodistas.

En este sentido, Escudero explica que el derecho de acceso facilita la labor del periodista en la elaboración de informaciones de medio o largo plazo, evitando la discrecionalidad de los gabinetes de prensa, tanto en la información que ofrecen, como en la elección de los medios con los que se comunican. “Gracias al derecho de acceso, estos elementos intermediarios se eliminan y permite que cualquier periodista o ciudadano acceda a la información”.

Actualmente, la mayoría de los periodistas españoles continúa trabajando con el método tradicional de las llamadas y las fuentes propias, según la publicación de un estudio sobre la valoración de la Ley 19/2013 por los periodistas españoles, para la tesis doctoral Ley de transparencia y periodismo en España. El acceso a la información pública desde el punto de vista de los profesionales de los medios de comunicación.

La mayoría de los periodistas españoles continúa trabajando con el método tradicional de las llamadas telefónicas y las fuentes propias, según un estudio.

Entre los motivos, por los que los periodistas siguen utilizando sus propios métodos para acceder a la información, Escudero destaca que todavía hay poca voluntad de la administración española por dar información y existe un escaso diálogo de las unidades administrativas con los periodistas y los ciudadanos.

A diferencia de los países anglosajones, en España no existe una relación bidireccional entre funcionarios y solicitantes para resolver dudas y negociar sobre la información que se solicita, debido al procedimiento tan burocratizado. Sobre este aspecto, Escudero afirma que a veces la administración responde algo diferente a lo demandado y que los plazos establecidos por la Ley 19/2013 no sirven para elaborar informaciones sobre temas de actualidad o que requieran de respuestas rápidas.

“La transparencia sirve para destapar irregularidades y mejorar la administración pública, haciéndola más eficiente, sin embargo, este aspecto positivo de la transparencia todavía no es apreciado por la administración española”, afirma Escudero. Sostiene también que, teniendo en cuenta los numerosos motivos de inadmisión que utilizan para denegar una solicitud, todavía hay miedo y recelo a la petición de información de un periodista. En este sentido, Escudero afirma que “hoy en día, la transparencia sigue siendo la excepción, cuando debería ser la norma”.

La transparencia y el periodismo de investigación

Mar Cabra, periodista de investigación internacional y referente española del periodismo de datos, coincide con Jesús Escudero en señalar que “la transparencia es muy reciente en España” y existe falta de costumbre tanto de las administraciones públicas españolas en dar información, como de los periodistas españoles para utilizar el derecho de acceso a ésta como fuente de noticias.

En este sentido, Cabra cuenta que se “enamoró de la transparencia” cuando fue a Estados Unidos para estudiar periodismo de investigación, pensando que le iban a enseñar “a hablar con fuentes ocultándose en un parking”, como en el caso Watergate. La realidad fue muy diferente. Al realizar su primera investigación sobre la medicación en niños tutelados por el estado americano le dijeron: “Tus mejores aliados son la Ley de transparencia (FOIA en Estados Unidos) y la hoja de cálculo”. Gracias a estas dos herramientas, Cabra descubrió en pocas semanas, y con gran detalle, que había bebés recibiendo medicamentos que no habían sido diseñados para ellos.

“Fuera de España, los periodistas están mucho más acostumbrados a utilizar el acceso a la información en su día a día”, afirma Cabra y señala que el conocimiento que consigue el periodista a través del acceso a la información es de mayor utilidad para el ciudadano y permite comprobar comportamientos de la administración que deben ser corregidos.

“Los periodistas en España tenemos que darnos cuenta del valor de la Ley de transparencia e incluirla en nuestra rutina, porque nos ayudará a hacer un periodismo de mayor precisión”. Mar Cabra

Volviendo al ejemplo de Estados Unidos, Cabra explica que un equipo del The Washington Post realizó más de mil solicitudes de acceso a la información para realizar una noticia sobre las muertes por tiroteos policiales en los últimos años, un tema bastante candente en la actualidad estadounidense. “Los periodistas en España tenemos que darnos cuenta del valor de la Ley de transparencia e incluirla en nuestra rutina, porque nos ayudará a hacer un periodismo de mayor precisión que el que estamos haciendo ahora”, afirma Cabra a Compromiso Empresarial.

Aunque la Ley de transparencia no se diseñó para los periodistas, como señalan los expertos consultados, ambos coinciden en que los profesionales de la información deberían incluirla como herramienta en su rutina de trabajo, como hacen en otros países con mayor tradición de transparencia.

Cabra indica que en Estados Unidos es tendencia el llamado “FOIA Friday”, que consiste en hacer una solicitud de acceso a la información cada viernes, y destaca que “cuanto mejor sepamos utilizar la Ley de transparencia, haciendo peticiones, mejor podremos cambiar conductas de una administración acostumbrada a ser opaca”.

Finalmente, la periodista internacional también señala algunos aspectos de mejora de la norma española: los límites sobre la protección de datos personales y las causas de inadmisión de las solicitudes.

Y concluye que los medios de comunicación tienen la responsabilidad de ser el “altavoz de la transparencia” con un doble objetivo: por un lado, está la labor del periodista de buscar la información y resumirla para los lectores; y por otro, está la responsabilidad de vigilar por el cumplimiento de la transparencia, porque sin ella, afirma Cabra que el ciudadano depende de la acción o la voluntad de otras personas para saber qué está sucediendo en la Administración pública. “Sí, los periodistas podemos obtener la información tomando un café con alguien, pero ¿por qué tenemos que depender de estas acciones, cuando saber qué hacen con el dinero público debe ser algo natural?”.

70
Comentarios