El gobierno, la asignatura pendiente del sector fundacional

El informe ‘Construir confianza 2017’, que publica la Fundación Compromiso y Transparencia, señala el mayor problema que tienen las fundaciones: el gobierno.
CE28 febrero 2018
3

La novena edición del informe que analiza la transparencia y buen gobierno en la web de las fundaciones, Construir confianza 2017, señala en sus conclusiones y recomendaciones el problema más importante al que se enfrente el sector: el propio gobierno de las organizaciones.

Como explica, el funcionamiento eficaz de los patronatos sigue siendo la asignatura pendiente en el sector fundacional. Apenas un 17% de las fundaciones empresariales y un 15% de las fundaciones familiares cuentan con un código de buen gobierno que regule los deberes y responsabilidades de los patronos, los conflictos de interés y la evaluación del órgano de gobierno.

La adopción de prácticas de buen gobierno, como los procesos de selección, renovación y evaluación de los patronatos, no es un reto que figure actualmente en la agenda del sector fundacional, denuncia el informe: “Las fundaciones empresariales y familiares encuentran pocos incentivos para impulsar estas prácticas al no existir nadie que se lo demande y al afectar directamente al reparto del poder dentro de la organización”.

Por esto y con el fin de impulsar la rendición de cuentas de los patronatos, la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT) ha acordado exigir, a partir del año que viene, la elaboración y publicación de un Informe anual de gobierno corporativo, que contribuya a empujar las prácticas de buen gobierno en el sector fundacional. En 2019, las fundaciones deberán publicar la fecha, número de reuniones del patronato y porcentaje de asistencias de sus miembros; los asuntos tratados; el procedimiento previsto para la selección de patronos y el porcentaje de renovaciones de los cargos, y el procedimiento previsto para la evaluación del patronato y los principales resultados del mismo.

La FCyT también cuestiona en el informe la falta de diversidad e independencia de los patronatos de las fundaciones empresariales. La conveniencia de proteger los fines de interés general recomienda que los patronatos de las fundaciones corporativas estén integrados por un porcentaje significativo de miembros externos que contribuyan a equilibrar los intereses generales con los intereses de la empresa fundadora.

El informe desprende que más de la mitad de estas fundaciones corporativas no cuentan con ningún patrono externo.

El informe desprende que más de la mitad de estas fundaciones corporativas no cuentan con ningún patrono externo. “Es muy discutible que estas fundaciones endogámicas, integradas exclusivamente por los directivos y consejeros de las empresas, puedan garantizar el cumplimiento de fines de interés general”, explica Javier Martín Cavanna, director de FCyT.

Además, Construir confianza 2017 subraya que la mayoría de las fundaciones carecen de políticas para proteger su patrimonio.

La correcta administración y preservación del patrimonio fundacional es una de las responsabilidades más importantes del patronato. No en vano la figura de la fundación se ha definido en ocasiones como “un patrimonio afecto a un fin”. Por eso resulta recomendable que las fundaciones desarrollen políticas y procesos tendentes a asegurar que su patrimonio no pierda valor y sus fondos sean invertidos de manera responsable.

Algunas fundaciones, especialmente las fundaciones familiares y empresariales, suelen contar con una importante dotación fundacional. En numerosos casos dicha dotación se invierte en mercados financieros con el objetivo de preservar el valor del capital y obtener un rendimiento que ayude a la financiación de las distintas actividades previstas. Dado el carácter de las fundaciones cuya naturaleza responde a fines de interés general, la CNMV, con el objetivo de preservar la solvencia de la entidad y de promover la transparencia entre las mismas, recomienda la implantación y aplicación de dicho código de conducta.

En este sentido, solo un 18% de fundaciones empresariales y un 23% de las familiares publican en su página web esta política de inversiones.

3
Comentarios