Lo que descubre el ‘reporting’ empresarial sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Se ha publicado recientemente la duodécima edición del ‘Informe de reporting’ de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas (REPM en adelante), en el que se dan a conocer las principales conclusiones y tendencias en responsabilidad social corporativa a partir de los informes de progreso y memorias de sostenibilidad que las organizaciones españolas adheridas a la iniciativa deben presentar periódicamente.
28

En términos generales, la REPM se ha convertido en una de las principales redes a nivel mundial tanto por número de entidades adheridas (2.610) como por presentación de memorias de sostenibilidad o progreso.

El 15% de las entidades adheridas son grandes empresas, el 76% son pymes y el 9% restante son organizaciones no empresariales como por ejemplo las provenientes del tercer sector o instituciones de tipo educativo.

Los 875 informes de progreso y memorias de sostenibilidad realizados suponen el 11% de los informes publicados a nivel mundial y representan, respecto al año anterior, un aumento del 6% causado principalmente por el crecimiento del número de informes en las pymes.

Las entidades pueden presentar sus informes en formato online o formato libre, y la REPM los califica en tres niveles (Advanced, Active o Learner) en función de su nivel de reporte. La calificación Active es la que tiene el mayor número de informes con un porcentaje del 85%.

Los ODS en las empresas adheridas

Anualmente, la REPM pasa un cuestionario voluntario a las organizaciones adheridas para saber su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Según los datos aportados por las 720 entidades que contestaron el cuestionario, los ODS que más están siendo trabajados son los relativos a trabajo decente y crecimiento económico (ODS nº 8) e igualdad de género (ODS nº 5).

Por lo que respecta a los ODS menos identificados y trabajados se encuentran los que tratan sobre vida marina (ODS nº 14), hambre cero (ODS nº 14) y fin de la pobreza (ODS nº 1).

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible sobre la vida marina, el hambre y el fin de la pobreza son los menos trabajados por las empresas.

En base a los datos, parece que las grandes empresas están más preocupadas que las pymes por el ODS relativo a igualdad de género, mientras que el resto de Objetivos se reparten más o menos igual independientemente del tamaño de las organizaciones.

Igualdad en cuando a derechos humanos

El informe define cuatro bloques de Principios para estudiar las tendencias resultantes de las memorias e informes de progreso de las entidades.

El primero de los bloques es el denominado Derechos humanos e incluye los dos primeros Principios de Pacto Mundial.

En derechos humanos, tanto las grandes empresas como las pymes y otras entidades apuestan por trabajar los desafíos de satisfacción del cliente, fomento de la calidad y formación como medio para mejorar la profesionalidad de los empleados.

Las acciones que se llevan a cabo para mejorar dicho bloque son, por ejemplo, encuestas de satisfacción a empleados, políticas de calidad formalizadas, auditorías de cumplimiento o planes de formación adaptados a los trabajadores.

Normas laborales con objetivos no cuantificados

El bloque de Normas laborales es el que incorpora el mayor número de Principios (cuatro) de todos los bloques estudiados.

Dentro de este bloque, los desafíos más trabajados de forma agregada son: buen ambiente laboral, conciliación familiar e igualdad de género. Estos están ya bastante integrados en la gestión de las organizaciones y aunque se producen avances en los mismos, el margen de mejora e innovación es menor que en el bloque de Derechos humanos.

En cuanto a definición de objetivos, comparando con el ejercicio anterior se observa que las grandes empresas han empeorado notablemente ya que en 2016, el 53% de ellas no marcaban objetivos frente al 74% actual. En el caso de las pequeñas y otras entidades la situación, en cambio, es algo más positiva sin apreciarse tantas diferencias.

Como desafíos más trabajados se encuentran el impulso de la sensibilidad en materia ambiental, la optimización del uso de papel y el uso de nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

Las nuevas tecnologías y el medio ambiente

El bloque de Medio ambiente contempla tres Principios del Pacto Mundial.

Como desafíos más trabajados se encuentran el impulso de la sensibilidad en materia ambiental, la optimización del uso de papel y el uso de nuevas tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

La educación y el uso de buenas prácticas resulta primordial para que las empresas mejoren en este bloque, al igual que las políticas de reciclaje y de calidad, o la evaluación para detectar si las tecnologías se están utilizando correctamente y cumplen sus objetivos medioambientales.

Despliegue de políticas contra la corrupción

Este es el único bloque que solo contempla uno de los Principios del Pacto, el nº 10 que dice que las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluyendo la extorsión y el soborno.

Como desafíos en este bloque se destacan la transparencia en las actividades con clientes, el cumplimiento de la normativa y la regulación de la aceptación de regalos.

Herramientas como los códigos éticos, las auditorías y el control de denuncias ayudan a conseguir la transparencia con los clientes, mientras que la formalización de políticas escritas y su difusión ayudan al cumplimiento normativo y la aceptación, o no, de regalos.

Alta transparencia, pero sesgo positivo en el IBEX 35

Dentro del informe se han analizado también las memorias de sostenibilidad de las empresas del IBEX 35 bajo el prisma de los 10 Principios y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, evaluando el nivel de transparencia de las entidades, la implantación de los cuatro bloques de Principios del Pacto Mundial y también el reporte de los ODS.

Las empresas del IBEX 35 publican sus memorias con arreglo a un calendario regular, y reportan datos tanto cualitativos como cuantitativos con un lenguaje sencillo, sin exceso de tecnicismos.

Para conocer el nivel de transparencia de las memorias se han tenido en cuenta los principios de elaboración de memorias fijados por Global Reporting Initiative en el documento G4. Guía para la elaboración de memorias de sostenibilidad, obteniendo un nivel medio de transparencia de 3,74 puntos sobre 4.

De manera general, las empresas del IBEX 35 publican sus memorias con arreglo a un calendario regu­lar, y reportan datos tanto cualitativos como cuantitativos con un lenguaje sencillo, sin exceso de tecnicismos.

Existe un sesgo positivo en las memorias ya que solo en el 17% de las analizadas se han encontrado datos sobre efectos negativos en la actividad de las empresas, así como riesgos relacionados con aspectos sociales y medioambientales.

Por sectores, las empresas englobadas en “bienes y servicios” e “industria, infraestructuras y telecomunicaciones” tienen un nivel menor de transparencia, y “utilidades y energía” y “servicios financieros de banca y seguros” tienen puntuaciones mayores.

En cuanto al nivel de implantación de los 10 Principios del Pacto Mundial, el bloque ya descrito anteriormente como Derechos humanos es el que menos se ha trabajado por estas organizaciones (1,66 puntos sobre 3).

Las empresas de “bienes y servicios” e “industria, infraestructuras y telecomunicaciones” tienen un nivel menor de transparencia.

La mayoría de las organizaciones no reflejan en sus memorias ningún tipo de formación a sus trabajadores en este ámbito, solo una tercera parte reporta sobre sus impactos en pueblos indígenas, y en cuanto a la evaluación en derechos humanos a sus proveedores solo 13 informan sobre si se han identificado impactos como resultado de estas evaluaciones.

Por lo que respecta al bloque de Normas laborales la puntuación media es de 2,09 sobre 3, con áreas de mejora sobre todo en la información referente a erradicación de trabajo infantil y trabajo forzoso.

Existe una gran falta de información salarial en las memorias, ya que solo un tercio de las empresas analizadas reportan de forma cuantitativa la relación entre el salario base de los hombres con respecto al de las mujeres.

El bloque de Medio ambiente recibe una nota de 2,31 sobre 3 y hay que destacar que en estas empresas los controles de la cadena de suministro en el ámbito medioambiental son significativos.

Las empresas del sector “utilidades y energía” obtienen un rendimiento medioambiental muy cerca del óptimo y “servicios financieros de banca y seguros” les siguen en segunda posición en el ranking sectorial.

En el bloque relativo a Corrupción la nota media es de 2,83 sobre 3. Todas las entidades exponen en sus memorias de sostenibilidad sus valores corporativos,  disponen de canales de denuncias y códigos éticos en los que se comprometen a luchar contra la corrupción, y muchas de ellas trasladan estos compromisos a su cadena de suministro a través de códigos éticos a proveedores.

Por último, el 57% de las empresas del IBEX 35 han identificado ya sus ODS prioritarios y los han alineado con su estrategia empresarial siendo los dos principales el nº 9 relacionado con la innovación en el trabajo, el fomento de uso de combustibles renovables, y la inversión en tecnologías eficientes y sostenibles, y el nº 13 relacionado con la acción por el clima.

28
Comentarios