Tate y Rijksmuseum, los museos internacionales más transparentes

El análisis anual que la Fundación Compromiso y Transparencia realiza de los museos españoles de bellas artes y arte contemporáneo ha incluido en esta cuarta edición la comparativa con doce museos internacionales.
CE19 noviembre 2018
27

Foto Tate: Christine Matthews | Rijksmuseum: John Lewis Marshall

La Fundación Compromiso y Transparencia hacía publico a principios de mes el cuarto informe de transparencia y buen gobierno de los museos de bellas artes y arte contemporáneo, llamado A través del espejo. En él se desprende que los museos españoles han mejorado su nivel de rendición de cuentas, proclamándose el Artium y el Thyssen Bornemisza, los más transparentes de 2017. 

Uno de los objetivos de los informes de transparencia y buen gobierno de la Fundación es ayudar a difundir buenas prácticas en las instituciones. Por eso esta edición ha realizado un análisis de algunos museos internacionales para comprobar cómo lo están haciendo otras organizaciones en entornos similares al español.

La muestra seleccionada consiste en doce museos europeos y de Estados Unidos de bellas artes o arte contemporáneo que administran una colección propia. En cuanto a la titularidad, la selección incluye ocho museos públicos y cuatro de gestión mixta o privada.

Como se observa en el documento, entre los museos internacionales se encuentran buenos ejemplos de transparencia tanto en museos de titularidad pública como privada. Hay dos museos que destacan sobre los demás: la Galería Nacional de arte británico y arte moderno en Inglaterra-Tate y el Museo Nacional de Ámsterdam-Rijksmuseum. “No es algo que sorprenda: Gran Bretaña es el país con más tradición museológica y los Países Bajos están muy avanzados en las áreas de transparencia y buen gobierno, que también se reflejan en su sector de museos”, explican los autores Javier Martín Cavanna y María Fernández Sabau.

Haz clic para ampliar la fotografía.

En términos generales los museos internacionales analizados destacan por un amplio cumplimiento general de los indicadores de misión y estrategia, actividades, gestión de fondos y estructura directiva, con independencia de su titularidad y localización. En todas estas áreas sus resultados son muy superiores a los de los museos españoles. En el resto de indicadores los resultados son mixtos y presentan mayor similitud con los nacionales. El indicador en el que los museos españoles muestran un mejor comportamiento que los extranjeros es el relativo a la normativa, en el que han tenido una buena evolución los museos españoles en esta edición (siete puntos porcentuales arriba hasta alcanzar el 47%), y cuyo cumplimiento en otros países depende, en cierta medida, de los ordenamientos legislativos locales.

En cuanto al cumplimiento concreto de los indicadores, la mayoría de los museos anglosajones (Museo de Arte Moderno de Nueva York-MOMA, Museo de Arte del Condado de Los Ángeles-LACMA, Museo de Arte Metropolitano-MET, Hispanic Society of America, National Gallery y Tate) tienen visible y formulada su misión. A este grupo hay que sumar el Rijksmuseum, y el Museo de Arte Moderno Arken. El resto de los museos europeos (Museo del Louvre, Museo Ludwig y Fundación Beyeler) no tienen formulada su misión y, en general, carecen de información sobre el foco estratégico de la institución. Respecto a este, cabe destacar los planes estratégicos de Arken y National Gallery, este último proyectado a cinco años vista, con el correspondiente análisis del entorno y objetivos estratégicos.

Especialmente reseñable, señala el informe, es la información sobre la política de la colección de National Gallery, el MET e Hispanic Society of America, este último, muy detallista en la descripción de préstamos, adquisiciones y conservación.

En el ámbito del gobierno, vuelven a destacar los museos británicos (Tate y National Gallery) con una información exhaustiva de sus órganos de gobierno, de sus políticas y del marco de colaboración con la administración pública.

La presentación de la información económica es el punto débil de la mitad de los museos europeos analizados: el Museo del Louvre, los Museos Vaticanos, la Fundación Beyeler y el Museo Ludwig no cumplen ninguno de los cinco indicadores de esta área, lo que influye de manera importante en su clasificación en la categoría de opacos. En contraste con ellos, el resto publica una información “bastante completa y de calidad”, explican los autores en A través del espejo 2017.

En el apartado de la presentación de resultados se encuentran las principales diferencias. Hay dos museos que cumplen todos los indicadores del área: el LACMA y Rijksmuseum, del que destaca el Annual report, que no es un simple elenco de actividades y exposiciones, sino que va acompañado de indicadores claros sobre temas económicos, sociales y ambientales.

Por último, todos los museos analizados proporcionan mucha información sobre las distintas fórmulas de colaboración con el museo. La página web se considera un medio para dar a conocer la actividad del museo y publicar información sobre su gestión, concluye el informe de museos internacionales. Al mismo tiempo, es un vehículo para interactuar con los distintos tipos de público, desde los visitantes generales a posibles donantes y mecenas. El desarrollar fórmulas de colaboración con distintos sectores y fomentar la participación del público de formas diversas constituye una de las claves en los museos internacionales analizados.

27
Comentarios