La fundación familiar Mario Losantos revalida su primer puesto en transparencia

La mejora de los indicadores más representativos del ranking ‘Construir confianza’ de la Fundación Compromiso y Transparencia ha sido leve en las organizaciones de carácter familiar durante la última década.
0

En el apartado de fundaciones familiares, el informe Construir confianza 2018, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia (FCyT), ha colocado en el primer puesto de su ranking a Mario Losantos. Es la cuarta vez que se sitúa en la cabeza de la lista, seguida muy de cerca de Rafael del Pino, segunda del ranking y que en la última década ha estado tres veces en primera posición.

Desde el origen de estos informes también se han hecho notar los casos de las fundaciones Barceló, Luca de Tena, Koplowitz y Barrié. Casi todas ellas se mantienen en los puestos de cabeza de este año, a los que se ha añadido la Fundación Amancio Ortega, que ha mejorado sus resultados notablemente.

 

En términos globales, las fundaciones familiares han mejorado sus prácticas de transparencia y buen gobierno a lo largo de estos nueve años (las familiares comenzaron a examinarse en la segunda edición de Construir confianza), muestra de ello es que las clasificadas como transparentes han pasado del 4 del primer año al 23% del presente.

Sin embargo, a nivel general, las entidades familiares han sufrido un retroceso respecto al año pasado por la incorporación de dos nuevas fundaciones que no presentan buenas prácticas de transparencia y gobierno: Carmen Gandarias y Open Value. “Han arrastrado hacia abajo los resultados globales de la muestra”, explican desde FCyT.

Al igual que las entidades empresariales, las peores cifras se registran en el apartado de Gobierno, que ha pasado del 29% al 23%. Un descenso acusado, provocado por la falta de rodaje de los dos nuevos miembros. Pero también por las nulas mejoras de las otras fundaciones participantes.

Tampoco son buenas las cifras registradas en el apartado de Evaluación de resultados, que pasa del 29% al 25% interanual. “Hay que mencionar cómo la ausencia de la publicación del plan de actuación de la Fundación Luca de Tena afecta negativamente al indicador, además de las dos incorporaciones y su falta de información al respecto”, comentan los autores del informe, Javier Martín Cavanna y Francisco Rodríguez.


Descargar informe Construir confianza 2018


Levemente mejor es el porcentaje de la Información económica, que pasa del 38% al 34%. Un punto que tendría un mejor comportamiento sin contar a las nuevas entidades entrantes, y teniendo en cuenta que la Fundación Amancio Ortega muestra en este ejercicio su memoria de cuentas y la carta de los auditores.

Mayores rangos, aunque todos en descenso y sin mejoras por parte de las entidades originales, ofrecen otros indicadores analizados. Por ejemplo, el de tener accesible un medio de contacto directo, que ha pasado del 96% al 93%; o la información de actividades y beneficiarios, del 94% al 89%.

Menos claros son los datos que se ofrecen sobre directivos, cuyo indicador pasa del 60% al 55%, con casos “irregulares” como el de la Fundación Barrié, donde el presidente del patronato ha asumido las funciones ejecutivas, “algo que contraviene las prácticas más elementales de buen gobierno”, indican desde FCyT. Por lo que respecta a la formulación de la misión, el porcentaje se mantiene en el 61%, gracias a que la Fundación Open Value cumple con este indicador.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.