Oxfam comparte el análisis de la Comisión Independiente sobre los casos de acoso

Oxfam agradece el informe final de la Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Conductas Sexuales Ilícitas, Rendición de Cuentas y Cambio Cultural y se compromete a profundizar el cambio cultural y la mejora de sus sistemas de protección.
2

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.

A raíz del escándalo que destapó el diario The Times sobre la contratación de prostitutas por parte de algunos trabajadores de Oxfam en Haití para hacer orgías pagadas por la ONG, la organización creó una Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Conductas Sexuales Ilícitas, Rendición de Cuentas y Cambio Cultural.

Ahora, Oxfam ha publicado las principales conclusiones así como un agradecimiento por el trabajo realizado por la Comisión. «Este es exactamente el tipo de informe que solicitamos tras el caso de conductas sexuales ilícitas ocurrido en Haití y publicado el año pasado», afirma la directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima. «Creamos la Comisión Independiente para que nos dijera verdades incómodas sobre nuestra organización y nos indicara claramente dónde y de qué forma podemos mejorar. Desde Oxfam aceptamos las conclusiones del informe y agradecemos las recomendaciones».

El informe evidencia importantes debilidades en los mecanismos de denuncia de Oxfam, así como fallos en los procesos de protección y carencias en materia de rendición de cuentas. La Comisión Independiente también ha identificado graves problemas con respecto al personal como, por ejemplo, una cultura de trabajo que en algunos contextos puede ser desfavorable e incluso tóxica, aunque también reconoce que no se trata de algo universal. Asimismo, la Comisión Independiente ha señalado que la complejidad de la organización puede estar minando su capacidad para abordar de forma exhaustiva los desafíos a los que se enfrenta en materia de protección, salvaguardia y cultura organizativa.

«Como mujer africana, en muchos lugares a los que he ido he encontrado tanto sexismo como racismo. Me duele y enoja que algunos compañeros y compañeras también lo hayan encontrado en nuestra organización. Pero estamos abordando con firmeza este tipo de conductas tan inaceptables. Estoy decidida a garantizar que la cultura interna de Oxfam refleje los valores que defendemos en nuestro trabajo por todo el mundo», declara Byanyima.

Al mismo tiempo, la Comisión Independiente ha reconocido los progresos realizados por Oxfam para fortalecer sus sistemas y prácticas de protección, así como «la tremenda voluntad, energía y compromiso para con el cambio» de la organización. La Comisión Independiente ha destacado que, desde febrero de 2018, Oxfam ha dado importantes pasos como, por ejemplo, la adopción de políticas de prevención de conductas sexuales ilícitas y de protección de menores para el conjunto de toda la confederación, la creación de procedimientos operativos estándar para la denuncia de conductas ilícitas, y la puesta en marcha de una red de protección común para toda Oxfam.

El informe también destaca que Oxfam ha desarrollado recientemente sus primeras directrices de apoyo para personas supervivientes y está trabajando junto a sus organizaciones socias para desarrollar sus capacidades para prevenir y abordar conductas ilícitas.

Además, Oxfam ha fortalecido su sistema de evaluación anual del rendimiento del personal para garantizar que todas y todos los miembros de su equipo cumplan con los valores, el código de conducta y las expectativas de liderazgo de la organización. Estos cambios se enmarcan en el plan de acción de 10 medidas de Oxfam para transformar su cultura de trabajo y fortalecer sus sistemas globales de protección y salvaguardia.

Byanyima señala: «Agradezco a la Comisión Independiente que reconozca y valore los importantes cambios que ya hemos puesto en marcha. No obstante, ha señalado acertadamente que, ahora, debemos afrontar con valentía reformas adicionales. No podría estar más de acuerdo. Quiero pedir perdón humildemente a todas y todos los miembros del equipo y de las comunidades a quienes Oxfam, su personal, sus líderes o su cultura haya dañado. Estamos actuando de forma diligente para cambiar nuestra cultura de trabajo y continuaremos haciéndolo para implementar todas las recomendaciones de la Comisión Independiente».

Oxfam ha apreciado un aumento en el número de denuncias de casos de protección y salvaguardia como resultado del incremento del conocimiento y la confianza de las personas en sus nuevos sistemas. El año pasado cerró 43 casos que resultaron en el despido de miembros del personal por motivos de protección y salvaguardia. «Investigaremos todos los casos que nos lleguen y adoptaremos medidas contra todos los abusos identificados», asegura Byanyima.

Entre otras medidas que Oxfam está planeando poner en marcha se incluyen:

  • Movilizar 550.000 euros adicionales para la creación de un «fondo global de integridad» para contribuir a fortalecer la labor de protección y salvaguardia de organizaciones de la sociedad civil locales.
  • Mejorar su propia capacidad y recursos de protección y salvaguardia en los contextos más frágiles y problemáticos en los que opera.
  • Crear dos nuevos puestos directivos internacionales: responsable de Ética y responsable de Cultura.

La Comisión Independiente también ha hecho referencia en su informe a la investigación llevada a cabo en comunidades locales en tres países que ha visitado y donde numerosas organizaciones internacionales y locales trabajaban en importantes respuestas humanitarias. En los casos en los que la Comisión Independiente ha identificado a una organización o persona concreta, lo ha denunciado a la organización correspondiente para que investigue. En este sentido, la Comisión no ha presentado denuncias de abusos sexuales nuevas o específicas contra miembros del equipo de Oxfam.

No obstante, Oxfam señala que los niveles de explotación y abusos sexuales sufridos por la población local y que la Comisión Independiente describe en las conclusiones de su investigación son «alarmantes y totalmente inaceptables».

Byanyima asegura que «aunque la Comisión Independiente no ha transmitido a Oxfam ninguna denuncia nueva o específica de abusos sexuales contra ningún miembro de nuestro personal, esto no disminuye nuestra preocupación o nuestro deber de actuar». También subraya que Oxfam condena los abusos sexuales sufridos por la población local en situación de vulnerabilidad y que «trágicamente, en el pasado no hayamos hecho lo suficiente para garantizar que estas comunidades con las que trabajamos estén protegidas y puedan vivir con dignidad. La Comisión Independiente ha urgido a nuestro sector a redoblar sus esfuerzos en esta materia y desde Oxfam estamos preparados para desempeñar el papel que nos corresponde».

La Comisión Independiente ha concluido que, aunque aún queda mucho por hacer, Oxfam tiene el potencial para promover una transformación de todo el sector puesto que la organización «reconoce y se compromete públicamente a cambiar; es transparente en su trabajo a la hora de afrontar las conductas sexuales ilícitas; invierte en políticas y herramientas comunes para afrontar estos problemas en toda la confederación, y cuenta con un equipo dedicado que desea fervientemente el cambio y que quiere construir asociaciones duraderas con las comunidades».

2
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.