Elaborar un protocolo familiar, asignatura pendiente de este tipo de empresas

Uno de los errores más frecuentes que cometen las familias empresarias es no planificar el relevo generacional, según Family Business Solutions.
CE3 septiembre 2019
0

Solo el 33% de las empresas familiares consigue transmitirse a la siguiente generación y, de estas, solo el 50% (13 de cada 100) consigue llegar a la tercera generación, según datos aproximados del Instituto de la Empresa Familiar.

Entre los principales motivos que explican esta elevada mortalidad se encuentra la falta de planificación del relevo generacional. Según Family Business Solutions, preparar la sucesión es uno de los mayores retos que deben afrontar todas las empresas familiares para conseguir traspasar el negocio con éxito a la siguiente generación, sin afectar la eficacia empresarial y la armonía familiar.

Ahora bien, elaborar un protocolo familiar, que es el principal instrumento para poner normas y preparar la sucesión en este tipo de negocios, continúa siendo la asignatura pendiente de las empresas familiares. Así lo demuestran las últimas cifras disponibles del Instituto de la Empresa Familiar (2015), que indican que solo el 9% de los negocios familiares cuenta con un protocolo familiar por escrito. Asimismo, el 9% de los negocios estudiados lo estaba valorando o empezando el proceso para tener uno; un 78% de los encuestados no consideraba necesario tenerlo; y un 4% no sabía lo que era.

En este sentido, Family Business Solutions ha detectado ciertos signos de optimismo. Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares, afirma que en los últimos años han observado una mayor concienciación en las familias sobre la importancia y ventajas de elaborar un protocolo familiar para el futuro de la empresa familiar, así como un ligero aumento en la demanda, especialmente tras los periodos en los que se comparte más tiempo con la familia y los conflictos estallan, que son la vuelta de las vacaciones de verano y tras la Navidad.

Agustín hace hincapié en la importancia de regular la relación familia-empresa-propiedad mediante un protocolo familiar elaborado a medida y consensuado por los miembros de la familia implicados. En este sentido, añade que “el éxito de un protocolo familiar radica en cómo se ha gestado, en si se ha alineado la estrategia empresarial y la familiar (las expectativas de los firmantes) y si se utiliza como una herramienta de trabajo en la toma de decisiones que implican familia y empresa”.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.