El ICAC y el FCR: dos maneras diferentes de entender la supervisión

Las competencias del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) comprenden actividades tan dispares como la participación en el desarrollo de proyectos normativos, la evaluación de consultas y las inspecciones realizadas a los sistemas de control de calidad interno de los auditores de cuentas y sociedades de auditoría.
0

Corresponde a la Subdirección General de Control Técnico la responsabilidad de las actividades de investigación e inspección. El número actual de efectivos asignados a las actividades de inspección es de once personas, de las cuales dos están asignadas a actividades de dirección y otra a actividades administrativas.

Con esta parquedad de recursos no es de extrañar que durante el año 2018 se realizaran solo dos inspecciones a dos sociedades de auditoría de entidades de interés público, de las cuales solo se ha concluido una en el primer trimestre de 2019.

La ausencia, en la práctica, de inspecciones a las Big Four en España contrasta con la actividad del Financial Reporting Council (FRC), el regulador británico responsable de supervisar la actividad auditora.

El FRC inspecciona y evalúa anualmente la calidad de la actividad de las Big Four y publica los resultados de esa inspección.

En el siguiente gráfico se puede apreciar la evolución de las inspecciones realizadas desde el año 2014 hasta la fecha y el porcentaje de revisiones realizadas que requieren mejoras mínimas.

La supervisión estrecha del FCR le permite reaccionar con rapidez cuando detecta que la calidad del servicio de alguna las grandes firmas ha disminuido, cosa que suele ocurrir con frecuencia.

Así, por ejemplo, en el año 2017 detectó una disminución de la calidad en KPMG y animó a la firma auditora a poner en marcha un plan de mejora de la calidad que aumentó notablemente los resultados el siguiente año, pasando de un 50% de actividades que no requerían mejoras a un 80%.

Aunque el número de inspección realizadas por el ICAC no permite extrapolar conclusiones sobre la calidad de la auditoría, el regulador español, basado en su experiencia de años anteriores, declara que “se observan deficiencias persistentes en los últimos años en aspectos esenciales de los distintos elementos del sistema de control de calidad, respecto de los que, si bien se han implementado políticas y procedimientos, no son lo suficientemente eficaces para alcanzar los objetivos de la norma de control de calidad interna de los auditores a efectos de lograr y mantener la calidad necesaria en la realización de los trabajos de auditoría de cuentas”.

Resulta significativo que tras la única inspección realizada a una de las Big Four, el ICAC haya detectado múltiples deficiencias en todos los procesos de control de calidad: responsabilidades de liderazgo de la calidad, aceptación y continuidad de encargos y clientes de auditoría, requerimientos de ética aplicables, recursos humanos, realización de los encargos de auditoría y seguimiento.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.