Transparencia, colaboración y seguimiento: la universidad contra el desempleo juvenil

La universidad es una de las instituciones más importantes de las sociedades puesto que tienen la responsabilidad de formar a las futuras generaciones para su desarrollo profesional y personal. Constantemente son evaluadas por diferentes rankings donde se analiza su calidad investigadora, docente y capacidad de adaptación a los cambios sociales.

El informe Examen de transparencia 2019, realizado por la Fundación Compromiso y Transparencia y publicado a finales de 2020, analiza la transparencia voluntaria en la web de las universidades públicas y privadas en España, siendo uno de los puntos analizados sus resultados en términos de rendimiento académico, calidad docente, prestigio internacional y la información que publican sobre el impacto en la empleabilidad de sus egresados.

En relación con este último aspecto cabe señalar que la actual crisis provocada por la covid-19, además de afectar gravemente a la salud de las personas, está teniendo una fuerte repercusión en la economía de los países, debido a las medidas de distanciamiento social y las limitaciones de movilidad de las personas. Dichas decisiones impactan directamente al ámbito laboral, especialmente para la población más joven que ve con gran preocupación e incertidumbre su futuro profesional.

Según el informe Jóvenes y mercado de trabajo junio 2020 de la Secretaría de Estado de Empleo y Economía Social, a principios de 2020, en el contexto de la crisis sanitaria, el empleo juvenil descendió de manera “importante”, situándose la tasa de empleo entre los de 16 a 29 años en un 39%, mientras que el porcentaje de jóvenes empleados con edades comprendidas entre los 25 y 29 años alcanzaba el 66%.

Asimismo, el informe muestra que los jóvenes con estudios superiores presentan una situación laboral más favorable (17% de paro) frente a los que tienen entre 16 y 29 años con bajo nivel educativo, que representan casi la mitad de los parados de este segmento (43%).

Aunque la universidad tiene más objetivos además de garantizar las salidas profesionales de sus estudiantes, cabe destacar que los principales centros de enseñanza superior españoles se preocupan por la empleabilidad de sus graduados, entendida como la capacidad de los jóvenes para conseguir un empleo relacionado con sus estudios cursados, al poco tiempo de finalizarlos –entre seis meses y un año aproximadamente-.

Compromiso Empresarial consulta tres universidades españolas –Universidad Complutense de Madrid, Universidad Rey Juan Carlos y Universidad Pontificia Comillas- para saber qué métodos y mecanismos han desarrollado con el fin de mejorar la inserción laboral de los jóvenes estudiantes, siendo la información una de las principales claves para tomar las mejores decisiones.

Estudiantes bien informados

En la Universidad Rey Juan Carlos, según explica Diana Benito Osorio, directora de Estrategia, tienen establecidos varios programas desarrollados en dos fases: en primer lugar, ofrecen a los futuros estudiantes orientación académica antes y durante sus estudios, además de facilitarles orientación profesional a través de la Unidad de Prácticas Externas. Una vez que han finalizado las carreras, a través de la Oficina de Egresados, los estudiantes continúan recibiendo información para sus trayectorias profesionales.

Por su parte, la Universidad Pontificia Comillas cuenta con la Oficina de Nuevos Alumnos, donde ofrece atención personalizada a los futuros estudiantes y sus familias. El objetivo es acompañarles durante el proceso de decisión para descubrir el programa académico que mejor encaja con los perfiles e intereses del alumno.

Según explica María Victoria García, directora de la Oficina de Prácticas y Empleo, “Comillas apuesta por el asesoramiento y el seguimiento personalizado de cada futuro estudiante, poniendo a su disposición los recursos e información que más les ayude en su decisión”.

En el caso de la Universidad Complutense (UCM) desde el inicio de los estudios ofrece a los estudiantes el programa Formación para el Empleo que les facilita la definición de sus objetivos profesionales, así como les capacita y orienta sobre cómo conseguirlos.

María Concepción García Gómez, vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento de la UCM, explica a esta revista que existe una coordinación y colaboración constante entre los diferentes vicerrectorados de la Complutense para que los estudiantes encuentren el empleo donde se desarrollen personal y profesionalmente, adecuados a su nivel de capacitación.


Las universidades públicas alcanzan niveles máximos de transparencia y las privadas mejoran

Ranking de transparencia de universidades 2019


Más transparencia, mejores decisiones

Además de la información personalizada, se pone en relieve la importancia de ofrecer datos y contenidos de manera proactiva por parte de las universidades, de manera que los jóvenes puedan decidir libremente sobre la formación que mejor se ajuste a sus expectativas profesionales.

En este sentido, la directora de Estrategia de la URJC, considera que la transparencia sobre la empleabilidad de las carreras permite a las personas “tomar mejores decisiones” sobre su formación académica y, por este motivo, dentro del Portal de Transparencia de la URJC se facilitan datos sobre empleabilidad a diferentes niveles: en la Comunidad de Madrid, a nivel agregado nacional, datos de inserción laboral propios y la posición de la URJC en los principales rankings de empleabilidad.

Asimismo, García afirma que desde la Universidad Pontificia de Comillas también se informa “constantemente” a través de su página web de las posibilidades de empleabilidad de cada grado.

Por su parte, la Universidad Complutense de Madrid, a pesar de sus esfuerzos por impulsar la empleabilidad, debe mejorar el nivel de transparencia sobre este tipo de información, como ha concluido el informe de la Fundación Compromiso y Transparencia.

Colaboración y transferencia universidad-empresa

Aunque los datos indican que los jóvenes con estudios superiores tienen mejor tasa de empleo, actualmente existe casi un 20% de paro juvenil que afecta a los egresados, por lo que la elección de estudiar una carrera universitaria también está condicionada por el nivel de empleabilidad de los grados y estudios de postgrado.

Sobre este aspecto la directora de la Oficina de Prácticas y Empleo de la Universidad Pontificia Comillas afirma que la relación universidad-empresa “es muy importante”. Gracias a la participación de estas en cátedras, institutos y grupos de investigación se favorece el intercambio de experiencias y permite “conocer de primera mano” las necesidades presentes y futuras de las empresas. De este modo, Comillas “es capaz de innovar y adaptar sus contenidos y estudios para adelantarse a estos requisitos de empleabilidad” demandados por el mercado laboral.

Por su parte, García Gómez de la UCM reconoce que el entorno “es cambiante” y las profesiones del futuro, así como los perfiles profesionales, están continuamente evolucionando, por lo que la universidad tampoco “permanece estática y se adapta a las enseñanzas demandas del mercado laboral”, a través de una relación directa con las empresas y de las prácticas curriculares y extracurriculares que realizan los estudiantes en estas.

Además, la UCM ofrece una variedad de títulos propios caracterizados por una mayor flexibilidad académica y docente, con el fin de dar respuesta a las exigencias dinámicas del mercado laboral. “En este sentido remarcamos el valor de la formación permanente como complemento y reorientación del perfil competencial que inicialmente consigue un egresado”, afirma la vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento de la UCM.

En cuanto a la URJC, Benito Osorio explica que “la universidad debe adaptar los procesos educativos a las necesidades del mercado laboral para mejorar la empleabilidad y potenciar la competitividad”. De este modo, el nuevo Plan Estratégico de la URJC 2020-2025, tienen como uno de sus objetivos que las nuevas titulaciones estén acordes con las necesidades de la sociedad y se adecue la oferta de nuevas plazas y la relación estudiantes/grupos en titulaciones ya existentes.

Otro aspecto fundamental para la mejora y evolución de las universidades es conocer el grado de satisfacción de los alumnos y saber si han conseguido alcanzar sus expectativas profesionales.

Fuera de la universidad: seguimiento y feedback

Otro aspecto fundamental para la mejora y evolución de las universidades es conocer el grado de satisfacción de los alumnos y saber si han conseguido alcanzar sus expectativas profesionales.

Las universidades consultadas afirman realizar diversos seguimientos tras la realización de los estudios de sus alumnos. En el caso de la Universidad Pontificia Comillas, anualmente elabora un estudio sobre la inserción laboral de sus estudiantes a los seis meses de finalizar los estudios y otro a los dos años.

En este sentido, destaca que “más del 95% de los graduados y postgraduados está ocupado a los seis meses de terminar sus grados o postgrados”, un dato que la sitúa como la primera universidad en empleabilidad de España, la segunda en Europa y la séptima a nivel mundial, según el ranking internacional QS.

Por otra parte, la URJC dispone del Plan General de Recogida de Información, que congrega todas las encuestas y fichas, con los indicadores para obtener información respecto a la satisfacción de los diferentes agentes implicados en los títulos y proceder de una forma más adecuada a la implantación de mejoras.

Mientras, la UCM apuesta por una serie de encuestas, ya que consideran que dan una imagen “más real y concreta” de la empleabilidad de sus estudiantes, teniendo también en cuenta la realidad reflejada en las estadísticas oficiales de la Seguridad Social, y los estudios realizados por organismos como la encuesta de inserción laboral del INE, o el estudio del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades desde la perspectiva de afiliación a la Seguridad Social.

Un aspecto destacado de todos estos estudios realizados por las diferentes universidades es que los resultados son publicados a través de sus web y portales de transparencia para una mejor información de los futuros estudiantes.

¿Retos? Internacionalización y emprendimiento

Por último, las universidades ven en la internacionalización del conocimiento el futuro para mejorar la empleabilidad de los estudiantes universitarios. La directora de Estrategia de la URJC afirma que “el conocimiento es un activo global y las necesidades reales del mercado laboral ya no solo están en la puerta de casa”.

Asimismo, la Universidad Pontificia Comillas considera que la formación académica es cada vez “más exigente”, y desde su institución se fomenta la realización de prácticas extracurriculares, además de las curriculares, invitando a sus alumnos a realizar, al menos, un intercambio durante sus estudios.

Además del conocimiento a nivel global, la UCM apuesta por el emprendimiento como futuro de la empleabilidad de sus estudiantes y, a través de la Oficina Complutense de Emprendimiento, asesora a los emprendedores en el proceso de evaluación de su idea de negocio o en el desarrollo de un plan de empresa, así como resolver aquellas dudas que puedan surgir en la fase de creación.

“Estamos en un entorno cambiante en el que las posibles ocupaciones van modificándose, por lo que la formación permanente es clave y readaptar, en caso de ser necesario, los objetivos profesionales que inicialmente se hayan definido”, afirma la vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento UCM, que concluye: “A lo largo de la vida, las universidades tenemos que asumir un papel de liderazgo, innovación, aprendizaje práctico, emprendimiento y calidad en todas nuestras áreas”.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.