El sector del 'lobby' aprueba un nuevo código de conducta que refuerza su autorregulación

APRI aprueba un nuevo código de conducta para impulsar la profesionalización y buenas prácticas del sector del lobby en España.

La Asociación de Profesionales de Relaciones Institucionales (APRI), la entidad que representa a los profesionales españoles del sector del lobby, los asuntos públicos y las relaciones institucionales, ha aprobado un nuevo código de conducta en el que se refuerzan las exigencias de transparencia y comportamiento ético para los lobistas asociados.

Con este paso, APRI busca, ante la ausencia de una regulación de la actividad en España, y a través de la autorregulación, una herramienta eficaz para asentar el ejercicio del lobby en nuestro país y lanza un mensaje al Gobierno sobre la necesidad de su definitiva regulación.

El nuevo código de conducta de APRI se ha venido trabajando a lo largo de los últimos meses por parte de un comité deontológico de APRI, presidido por Javier Valiente, y que ha contado con el asesoramiento externo de Rafa Rubio, experto en la materia y actual vocal del Consejo de Gobierno Abierto de la Comunidad de Madrid, que ha afirmado que “el sector ha madurado y requiere una revisión de su código de conducta”.

El Código, que sustituye al vigente desde 2011, fue aprobado por unanimidad en la Asamblea General de APRI del pasado día 3 de marzo y deberá ser firmado por cada uno de los socios, tanto profesionales como empresas, para poder seguir formando parte de la asociación.

El Comité que ha trabajado en su elaboración ha estudiado detalladamente los mecanismos de regulación y autorregulación existentes en Europa. “Hemos optado por sustanciar en nueve grandes principios la casuística derivada de una actividad que a fin de cuentas se sustenta en dos conceptos: ética y transparencia”, explica Valiente.

Por su parte, la presidenta, María Rosa Rotondo, es tajante: “Este código viene a establecer el marco de referencia del lobby en España” 

 

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.