Endesa, Red Eléctrica y Repsol, líderes en transparencia sobre responsabilidad fiscal

Las empresas del IBEX 35 incrementan su transparencia y responsabilidad fiscal, según el séptimo informe ‘Contribución y transparencia’ de la Fundación Compromiso y Transparencia.
0

Fundación Compromiso y Transparencia publica por séptimo año consecutivo el informe Contribución y transparencia, en el que analiza las prácticas de transparencia y buen gobierno de las 35 empresas que conforman el índice bursátil acerca de la información pública sobre su responsabilidad fiscal.

En este sentido, el documento pone de manifiesto la evolución y compromiso que han mostrado las compañías sobre la publicación de esta información. Solo tres han sido calificadas como opacas (9%), un dato que contrasta con el 86% que figuraba en la primera edición del informe.

La mayoría de empresas han pasado a ser calificadas como translúcidas, un 51%, y el 40% restante se incluyen en el grupo más transparente.

Son las energéticas Endesa, Red Eléctrica Española y Repsol las tres compañías que lideran empatadas el ranking de transparencia de responsabilidad fiscal con la máxima puntuación posible (24 puntos). Tras estas, completan el pódium Banco de Sabadell, en segundo lugar, con 23 puntos y, en tercera posición, con 21, Caixabank, Iberdrola y Siemens Gamesa.

Esto hace que sean los sectores energéticos y de la banca los que más compañías transparentes suman, es decir, con más empresas que rinde cuentas sobre su estrategia fiscal, los impuestos pagados país por país, la información sobre paraísos fiscales y el blanqueo de capitales, los sistemas de control y de denuncia o la independencia del auditor externo, entre otros.

Mejoría en las distintas áreas

En relación con el cumplimiento de los indicadores, se ha producido una mejoría generalizada en prácticamente la mayoría de ellos. Las únicas dos áreas en las que no se generan avances o donde se han producido retrocesos son las que afectan a la relación con el auditor externo y el área de gobierno.

Las dos áreas están interrelacionadas. La relación con el auditor externo es una competencia que corresponde al comité de auditoría y el área de gobierno analiza la calidad de la rendición de cuentas y supervisión del comité de auditoría en relación con los temas fiscales que se materializa en su informe anual de actividades y en su examen y valoración del Informe de transparencia a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

“No puede extrañar que las empresas que han obtenido una mejor valoración en el ranking sean las que mejor evaluación obtienen en estas dos áreas. El papel del consejo de administración (del comité de auditoría por delegación) resulta crucial para asegurar que las cuestiones fiscales reclamen la atención de la empresa y se sitúen en su agenda de prioridades. Si no es así, seguirán siendo una cuestión accesoria y subordinada a otros intereses y objetivos más prioritarios”, explican los autores del informe Javier Martín Cavanna y Concepción Sacristán.

Decálogo de recomendaciones

El informe celebra que se haya universalizado la buena práctica de hacer públicas las políticas y/o estrategias fiscales que contienen el posicionamientos respecto a algunas cuestiones clave, como el compromiso expreso de cumplimiento de la normativa tributaria en todas las jurisdicciones donde desarrolle actividad, la relación cooperativa con las administraciones tributarias, la evitación de estructuras artificiosas, de carácter opaco o de prácticas abusivas con la finalidad de eludir las obligaciones fiscales o de obtener ventajas indebidas y el compromiso de comunicación transparente de las principales magnitudes fiscales.

Y realiza el siguiente decálogo de recomendaciones: 

  1. Elaborar un documento ad hoc sobre la contribución fiscal o contar con un enlace específico en las webs corporativas o un apartado especial en los informes de sostenibilidad que incluya la información más relevante en materia tributaria.
  2. Que todas las empresas suscriban el Código de Buenas Prácticas Tributarias de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).
  3. Presentar ante la AEAT el Informe Anual de Transparencia Fiscal para empresas adheridas al CBPT.
  4. Facilitar el detalle desglosado país por país de los beneficios obtenidos y de los impuestos de sociedades pagados.
  5. Dada la relevancia que el mercado exterior y la actividad internacional tienen en muchas de las empresas analizadas, sería conveniente que estas adoptaran una serie de medidas como: proporcionar una información más clara, detallada y transparente sobre su presencia en paraísos fiscales, determinando la normativa a la que se acogen, las ubicaciones, actividades, volúmenes de negocio y perspectivas de permanencia. Además, establecer, si no existen, e informar sobre las políticas y procedimientos en materia de lucha contra el blanqueo de capitales en su esfera de actividad.
  6. Contar con canales éticos o de denuncia que sean confidenciales, garanticen la no represalia a los denunciantes y estén abiertos a todas las partes interesadas.
  7. Es necesario informar de las políticas de gestión de los riesgos fiscales en el marco de la política de cumplimiento.
  8. Con el fin de evitar posibles conflictos de intereses y disminuir su riesgo fiscal, las empresas deben adoptar la práctica de no contratar ningún servicio de asesoría fiscal con las firmas encargadas de auditarles legalmente las cuentas.
  9. Informar con detalle desglosando y explicando pormenorizadamente los distintos servicios relacionados con la auditoría y demás servicios de asesoramiento que les presta la firma que les realiza la auditoría legal.
  10. Algunos consejos de administración deben ser más conscientes de sus deberes de diligencia y de su compromiso con los accionistas, incrementando su dedicación y mejorando su rendición de cuentas a través del informe de actividades del comité de auditoría.
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.