Recomendaciones del Consejo de Transparencia a las entidades del tercer sector evaluadas

Organizaciones del tercer sector han sido evaluadas en transparencia en 2020 por el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

La Plataforma de ONG de Acción Social y la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo, en el marco del protocolo de colaboración con el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de España, han compartido un espacio de intercambio para conocer cómo ha sido la experiencia, en general, de las evaluaciones de la transparencia que se realizaron en el año 2020 a algunas entidades del tercer sector.

El año pasado, el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno realizó una serie de evaluaciones de la transparencia a entidades perceptoras de subvenciones y ayudas públicas.

Aunque las evaluaciones plasman cierto desconocimiento del proceso y de las obligaciones de publicidad activa que determina la Ley, también expresan una gran voluntad por parte de las entidades sociales de ser transparentes y resolver las áreas de mejora detectadas en dichas evaluaciones.

Para que las entidades sociales mejoren en transparencia se detectaron una serie de puntos clave. Entre las principales áreas a tener en cuenta por las organizaciones se encuentra disponer de un espacio de transparencia en la web. La web debe tener una pestaña/portal de transparencia en la que se incluya toda la información de publicidad activa que marca la Ley.

En relación con la accesibilidad, la información publicada debe tener unos atributos de calidad, debe ser clara, estructurada, accesible y reutilizable. La accesibilidad en el sentido de localización de las informaciones se mide por el número de clics desde el portal de transparencia hasta que se llega a la información (lo ideal sería acceder a la información en máximo tres clics).

Se tiene también en cuenta la localización y la organización. Relativo a la accesibilidad universal del espacio web se está generando una herramienta que tendrá en cuenta la estructuración y usabilidad de la información. Otro aspecto crítico es el uso de formatos reutilizables, formatos abiertos como Excel, Word, o incluso HTML.

En relación con la información publicada, la recomendación del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno es que se introduzca la fecha en la que se ha realizado la última modificación de los datos y también que es importante entender lo que la Ley de Transparencia demanda. En este sentido, hay que diferenciar aspectos como la descripción de la estructura organizativa, entendida como una descripción de los distintos niveles de la organización como Junta Directiva o Patronato o la estructura administrativa, mencionando las personas que los integran, y el organigrama como representación gráfica de la estructura anterior y sus relaciones.

También hay que publicar la retribución bruta anual de los altos cargos y personas con la máxima responsabilidad de las entidades, en este sentido, el criterio que se está utilizando es ‘órganos de gobierno, dirección o persona titular de una unidad con autonomía, que tenga capacidad decisoria dentro de una organización’.

Por otra parte, es tan importante publicar los contratos, convenios o subvenciones suscritos con las Administraciones Públicas, como mencionar que no existen estos tipos de colaboración, concluyen las recomendaciones.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.